www.todoliteratura.es

Marcelino Menéndez Pelayo

Si a bote pronto me preguntasen por alguna gloria nacional; seguramente y sin apenas pensarlo, me vendrían dos nombres que no suscitarían reparos ni entre los que siempre tienen la objeción dispuesta, y estos serían don Santiago Ramón y Cajal y don Ramón Menéndez Pidal.

Recuperamos la entrevista que en 1883 le realizó el periodista Ramón de Navarrete "Asmodeo" para su periódico “La Gaceta”. Asmodeo fue el gran cronista del Madrid de finales del siglo XIX, además era amigo personal de Marcelino Menéndez Pelayo, de ahí que hayamos transcrito la entrevista que le realizó en uno de los más emblemáticos cafés de la época, cercano a la Real Academia de la Historia.

Impertinente, filosófico lector, sabed que el palique que lees quiere ser el andamio de una monografía, trabajo recto, duro e imparcial no idóneo para cabezas como la mía, tan dada a las diversiones poéticas, bagatelas históricas y husmeos biográficos. Los amedrentamientos de la academia donde calculo el ir y venir de la fama de los poetas y de sus libros me han movido a releer la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz, quien de acuerdo a los juicios del perito don Marcelino Menéndez y Pelayo es juglar superior a muchos de los de España.
  • 1

La publicación del libro "Literatura y nación" de Marcelino Menéndez Pelayo hace que nos acerquemos a la obra del escritor cántabro sin los prejuicios habituales, y como consecuencia de su nueva mirada nos presenta a un personaje más complejo, alejado de las imágenes anteriores que lo hacían pasar por simple martillo de herejes.