www.todoliteratura.es

Nueva Delhi

Hablar de La India, es hacerlo de sus gentes y de sus muchas ceremonias. Entrar por Nueva Delhi y salir por Chennai, antigua Madras es hacerlo y ver como nuestros sentidos cambian por completo. Ir en sus autobuses, en sus trenes, subir y bajar es encontrarse en cada esquina con un mundo totalmente diferente al nuestro. Algo que tan solo con nuestros ojos podemos observar. ¿Hay miseria en un país con más de mil millones de habitantes?, ¿o esta emergiendo un país que tiene como principal competidor a otro gran coloso que es China? Depende de lo que cada uno entienda... Por que también nos podemos preguntar: ¿si a nivel tecnológico y en un mundo globalizado, La India de hoy se encuentra por encima de muchos países denominados avanzados? Un país en donde la tradición y la modernidad se juntan y son capaces de convivir juntos.

«Del no-ser llévame al ser. De la oscuridad condúceme a la luz. De la muerte llévame a la inmortalidad» (Brihadaranyaka Upanishad, 1-3.28)

Hablar de la India es hacerlo de sus gentes y de sus muchas ceremonias. Entrar por Nueva Delhi y salir por Chennai, antigua Madrás es hacerlo y ver como nuestros sentidos cambian por completo. Ir en sus autobuses o en sus trenes, subir y bajar es encontrase en cada esquina con un mundo totalmente diferente al nuestro. Una India, la de hoy que se encuentra por encima de muchos de los países avanzados en donde la tradición y la modernidad parecen ir de la mano.

  • 1

Cuando el viajero va a la India, lo primero que ve en España, si tiene conocimiento y ganas son los documentales e informaciones sobre este país que, en el mejor de los casos son bienintencionados. Ahora en Nueva Delhi, recordamos lo escrito por Gandhi: «La India está en los pueblos» Y tenía razón. Sus palabras al pisar esta tierra adquieren una mayor fuerza y un mayor sentido para ese viajero que piensa un poco la cosa, son mil millones de indios que se dice pronto.