www.todoliteratura.es

India

Fue a los 23 años cuando un joven Ken Wilber dijo aquello de “Yo soy un pandit, no un guru” y publicó su primera obra la cual daría mucho que hablar, "El espectro de la Conciencia". Un volumen dividido en dos partes Evolución e Involución.

Hablar con Agustín Pániker es hacerlo primero de quienes fueron y son sus padrinos intelectuales y afectivos, su padre Salvador Pániker, autor de innumerables libros y de su tío Raimón Pániker. Pero, tras escribir, «Jainismo. Historia, sociedad, filosofía y práctica» que ha sido traducido al inglés por una editorial india, o, «Índika, una descolonización intelectual» así como: «Los shiks. Historia. Identidad y religión» o «El Sueño de Shitala». Agustín Pániker, ahora publica: «La Sociedad de castas. Religión y Política en La India» que ya lleva un tiempo en las librerias. Aunque ya tiene otro trabajo en torno al Buda bajo el titulo «Las Tres Joyas» del cual hablarmos pero este no es el momento. Nos hacemos las siguientes preguntas: ¿Quién es Agustín Pániker?, ¿Es un autor de monográficos?, ¿es un intelectual?

«A vosotros, Mitra y Paris, donde quiera que estéis» (La autora)

¿Es algo bueno comenzar a escribir poesia a los 13 años? Cuando comenzamos a vivir nos hacemos en algunos casos una infinidad de preguntas que en un sentido o en otro vamos respondiendo a lo largo de la vida. Nos rodeamos de libros, de amigos y unos conocimientos que pensamos darán no una sino varias respuestas. ¿Que es el Conocimiento sin la Sabiduría? se preguntan algunos. Aunque en ocasiones y no siempre ese diálogo que establecemos con nosotros mismos no es de nuestro agrado. Ahora cuando veas un obstáculo sigue adelante no te desanimes pues a lo mejor con el tiempo y la experiencia llegamos o no a esa definitiva solución.

«Durante mucho tiempo admiré a Ramana, ahora tengo que comprender que además tenía razón» Ernesto Ballesteros

En un momento en que se habla de filosofía en las aulas y se pregunta ¿para qué sirve la filosofía? Tenemos que adentrarnos en la Obra y en la Vida de Ernesto Ballesteros Arranz cuando en su trabajo sobre Ramana Maharshi formuló aquellas palabras de «he nacido en el barrio madrileño de Chamberí y no soy un brahmana como ustedes comprobarán inmediatamente si no lo han averiguado ya. Tampoco soy un sannyasin como mi buen amigo Satyananda, pues no tengo nada a lo que renunciar salvo mi mente, de la que me he pasado toda la vida presumiendo para tirarla ahora, de buenas a primeras por la ventana».

Cuando la escritora, Ana María Briongos se encontraba en Calcuta, hoy su nombre es Kolkata en bengalí, buscando información para su libro, ¡Esto es Calcuta! (Ediciones B) que más tarde se convertiría en un éxito y que acaba de ser reeditado nos puso en la pista de nuestro hombre, el profesor Paz. Allí en una casa de planta baja rodeado de jóvenes se encontró con él. Las ventanas estaban abiertas – relata Ana María -, de par en par, en una habitación un colchón y en otra no había más que libros, unos encima de otros. ¿Un gallego en Calcuta?

Ya lo decía el periodista Alberto Oliveras en su Aventura Humana cuando hablaba de sus proyectos y de sus vivencias a lo largo del mundo. Pero han sido muchos los que han vivido y la Vida les ha puesto en un momento crucial o verdadero para ellas y para ellos.

Cuando nos vemos frente a un ser humano que nos impresiona por ser realmente alguien superior ¿no nos conmoveremos, en lugar de asustarnos, por el conocimiento de que ha conseguido su grandeza solo a partir de sus flaquezas?

(Lou Andreas- Salome, bíografa de Freud)

Desde que colaboro en Todo Literatura he recibido infinidad de preguntas y propuestas por parte de los lectores de mis artículos, en la dirección de mi correo electrónico. En todas ellas me solicitan información y orientaciones, especialmente, sobre la obra literaria de Tagore, y también sobre su pensamiento pedagógico y sus realizaciones educativas.

Para Silvia Oliver

«La escritura de mis diarios es el testimonio de una voluntad comprometida en ese empeño; son una obra en marcha que terminará, sospecho, al tiempo de mi capacidad de observarme y darme cuenta de ello» (Chantal Maillard)

«Para pagar las quince rupias de un viaje a Simla, V. P. Menon (1894-1966) se dirigió a un anciano sikh que encontró en la calle y le comunicó su pobreza. El buen hombre le dió la cantidad pedida. Cuando Menon le preguntó su dirección para devolvérsela el sikh respondió. «Es sencillo hasta el dia de tu muerte cada vez que un hombre honrado te pida ayuda le darás quince rupias. Así lo hizo. Seis meses antes de su muerte ocurrida en 1965 un mendigo llamó a su casa de Bangalore, cuenta su hija. Menón fue a buscar su monedero, sacó quince rupias y se las dió al mendigo. Hasta sus últimos días continuó rembolsando su deuda»

Robindronath Tagore (1861-1941), está considerado por todos los tagoreanos que existimos en el mundo como el “Leonardo da Vinci del siglo XX”. Cultivó infinidad de facetas artístico-culturales con verdadera categoría. Creador en 1901 de la primera Escuela Nueva de Oriente con el nombre de Santiniketon (“Morada de Paz”) fue un grande educador, que yo considero el más importante de la historia de la educación mundial. En 1921 creó en el mismo lugar de Bengala la Universidad Internacional de Visva-Bharoti (“Sabiduría Universal”), y en 1922 la granja-escuela de Sriniketon (“Morada de la Abundancia”).

Nacer en la India no es exactamente «comenzar a vivir» sino más bien retornar a ocupar un lugar, reencarnar en un cuerpo disponible para «realizar un recorrido» una de las tantas venidas a la Tierra que cada ser humano deberá de atravesar. Benarés junto a la Madre Ganga, surgidas ambas en las alturas de los Himalayas, nos acercan a un lugar, en donde vamos a encontrarnos con la muerte. Con más de 2.500 años de Historia Benarés ha atraído a estudiosos y a eruditos de todos los rincones de la India. Dejamos atrás nuestros ojos occidentales y abrimos nuestro disco duro a otras percepciones de la existencia. En Benarés las riberas del río están abarrotadas de elevados pabellones, palacios, templos de los siglos XVIII y XIX flanqueados por una interminable hilera de escalinatas: los ghats que se extienden por toda la orilla.

Fue el creador de la primera Escuela Nueva de Oriente con el nombre de Santiniketon o morada de la paz

“Cada niño al nacer nos trae el mensaje de que Dios

no ha perdido aún la esperanza en los hombres”

(R.Tagore)

El día 22 de Diciembre de 2001 se cumplieron los cien años de la escuela nueva de “Santiniketon” (Morada de Paz), creada por Robindronath Tagore, cerca de la ciudad de Calcuta, el mismo día del año 1901. Con el nombre de “Patha-Bhavana” todavía funciona hoy, al lado de la Universidad Internacional de “Visva-Bharoti” (Sabiduría y Solidaridad Universal) también creada por Tagore en 1918 e inaugurada oficialmente el 23 de Diciembre de 1921 y la granja-escuela de Sriniketon (Morada de la abundancia) creada en 1922. Precisamente hoy, 7 de mayo de 2019, se cumplen los 158 años del nacimiento de Tagore.

"Viaje a la India para aprender meditación" es el título del nuevo libro que acaba de publicar la editorial Almuzara, una obra de Manuel Fernández Muñoz quien nos sumerge en una intensa y conmovedora travesía hacia la India.

Todos los tagoreanos que existimos en el mundo consideramos a Robindronath Tagore como el Leonardo da Vinci del siglo veinte. El 7 de agosto de 1941 fallecía en Santiniketon y era trasladado a Calcuta, ciudad donde había nacido, para ser inhumado junto al río Hoogly, afluente del Ganges. En el año actual de 2019 se cumplen los 78 años de su muerte y los 158 de su nacimiento. Ocurrida el 7 de mayo de 1861 en el palacio calcuteño de Takurbari, del barrio antiguo de Jorasanko, que hoy alberga un hermoso museo y la sede del rectorado de la universidad Rabindra-Bharati. Que yo visito todos los años en mi viaje a la Bengala indiana.

Para Antonio Planas y Fernando Mora

«Condúceme de la Irrealidad a la Realidad
Condúceme de la Oscuridad a la Luz
Condúceme de la muerte a la inmortalidad»
(Brihadaranyaka- upanishad, I-III-28)