www.todoliteratura.es
Óscar Pujol, Sanjay Verma, Carmen Días Orejas y Luis García Montero
Óscar Pujol, Sanjay Verma, Carmen Días Orejas y Luis García Montero (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Óscar Pujol Riembau presenta su Diccionario Sánscrito-Español en Madrid y Barcelona

viernes 03 de enero de 2020, 19:27h
Add to Flipboard Magazine.

El pasado mes de diciembre se presentó en Barcelona y Madrid la magna obra de Óscar Pujol RiembauDiccionario de Sánscrito-Español”, un trabajo que es más que un diccionario. “Nuestra intención fue hacer una enciclopedia que no tratase sólo los términos del idioma sino que hubiese también artículos explicativos sobre distintos aspectos del idioma y de las costumbres indias”, señaló el autor en la presentación.

  • Diccionarios de Sánscrito

    Diccionarios de Sánscrito

  • Julia Mendoza, Óscar Pujol, Carmen Días Orejas y Javier Ruiz Calderón

    Julia Mendoza, Óscar Pujol, Carmen Días Orejas y Javier Ruiz Calderón

Óscar Pujol
Óscar Pujol (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Óscar Pujol supo reunirse de varias personalidades académicas de renombre para presentar su diccionario. En Madrid, le acompañaron Sanjay Verma, embajador de la India en España desde hace un año, Carmen Días Orejas, responsable de Casa Asia, Luis García Montero, director del Instituto Cervantes y jefe del autor, Julia Mendoza, catedrática de Lingüística Indoeuropea de la Universidad Complutense de Madrid y Javier Ruiz Calderón, doctor en filosofía y experto en cultura de la India.

“La idea de hacer el diccionario partió después de publicar el de Sánscrito-Catalán, tardamos trece años en hacerlo, el de español sólo hemos tardado siete. La idea del primer diccionario partió de la universidad de Mallorca”, señaló Óscar Pujol durante su intervención. Se barajó la posibilidad de hacer un diccionario trilingüe, pero no cuajo, aunque el texto del diccionario de español está basado en el catalán. “En el diccionario de español, hemos añadido múltiples acepciones de América, sobre todo de México”, apuntó el autor.

En la actualidad, son muchas las palabras de sánscrito que han sido aceptadas por la RAE, tales como avatar, karma o mantra, otras muy utilizadas como dharma, todavía no lo han sido. Pero sólo una palabra del diccionario español proviene del sánscrito desde hace siglos y esa es azúcar. Su acepción es guijarro, pero pequeñito. El azúcar llegó a la península Ibérica gracias a los árabes que lo trajeron de Persia donde había llegado procedente de la India. Así que, cuando oigan cantar a Celia Cruz aquello de “azuuúcaaaar”, sepan que ya en la India lo dijeron mucho antes.

La enseñanza del sánscrito en España viene de antiguo. “Ya a finales del siglo XIX se enseñaba sánscrito en la Universidad Complutense”, recordó la catedrática Julia Mendoza, alumna del longevo catedrático de Lingüística Indoeuropea Francisco Rodríguez Adrados, filólogo y helenista que enseñó sánscrito en la Complutense durante muchos años. Pero, es ahora cuando parece que hay un renacimiento del Sánscrito.

Tanto el "Diccionario Sánscrito Catalán" como el "Diccionario Sánscrito Español" parecen una verdadera enciclopedia de la palabra. Y cuando pasamos sus distintas páginas al leer su introducción escrita por el profesor Óscar Pujol Riembau nos asalta un tremendo «susto» que inunda nuestra cabeza. No llegarían muchísimos años para estudiarlo seriamente. Desde tiempos remotos han sido algunos los encuentros y desencuentros en donde la Palabra ha dado forma a la Vida. Ha sido quizás la mítica Torre de Babel la que ha hecho de la necesidad una virtud para ver publicadas al día de hoy estas obras que parecen un complemento la una de la otra. Nos introducimos al catalán, al castellano pero eso sí a través del Sánscrito, esa denominada en ocasiones «lengua muerta», que está del todo menos muerta.

Los inicios

En 1979 emprendió su primer viaje a la India. Esa experiencia despertó en él un profundo interés por las lenguas y culturas del país en donde ha vivido durante más de 22 años. Y hace ya unos años en una reunión se encontraron personas que creían en un proyecto y un joven estudiante de Sánscrito que tiempo más tarde acabaría doctorándose en esta legendaria lengua por la Universidad Hindú de Benarés cuando se pusieron manos a la obra. Pasaron, es cierto, muchos años pues los grandes proyectos no tienen una hora ni un día para terminarlo y solo una palabra parece haber estado en la mente de sus verdaderos protagonistas: paciencia.

Entre viaje y viaje nuestro autor nunca dejó junto a sus distintos colaboradores de creer en el proyecto que con otros estudios o trabajos formaba y forma parte de sus vidas. Primero en catalán pues nuestro autor aunque es «Universal» ha nacido en el Mediterráneo y como él mismo ha escrito aunque no ejerce como tal es sáncristista... Ha sido el primer director de programas educativos de Casa Asía y nos asombró a muchos con una obra quizá su obra más personal que acabará convirtiéndose en un clásico «El Laberinto del amor» que tuvo un buen nacimiento y seguramente reencarnará en otra vida. Estamos seguros de que estas obras no son hitos... Si no que son verdaderas obras enciclopédicas en donde seguramente en sucesivas ediciones aumentarán quizás algunos de sus muchos aspectos y como en la obra anterior no ha faltado el Amor, el Amor que el autor y sus amigos sienten por la palabra y por la letra impresa que una vez escrita llega al corazón...

«Compañeros del alma en este viaje laberíntico de la vida»

Un viaje

Un «taxi», vehículo de esta actual civilización, ha esperado con paciencia los momentos claves para dar a luz una obra de tal envergadura... No sabemos Sánscrito. Según el profesor «necesitaríamos bien doce años para aprender dicha lengua» pero solo contemplar el trabajo realizado tanto en catalán como en castellano y al unir algo de tanto acariciarlo y sopesarlo como dijo el clásico «aprendimos a quererlo»

Entre viaje y viaje, rueda de prensa, reuniones tanto en España como en otras latitudes los compañeros de esta aventura pilotada por el profesor no han parado de publicar y traducir obras que quizás hayan sido la base principal o una de ellas para tener listos los presentes trabajos primero en catalán, claro, y luego en castellano. En Madrid ha estado dando una conferencia y el taxista que lo lleva al aeropuerto se desespera... Un fotógrafo que tenía que sacarle unas fotos para un reportaje no sabe cuándo podrá realizar las fotografías. Nos encontramos ante un niño en el cuerpo de un hombre.

«Son lenguas que han configurado algunas de las grandes figuras clásicas de la humanidad. Su literatura encierra unos conocimientos y unos valores humanos que siguen teniendo una gran relevancia en el mundo moderno. No podemos considerarlas como lenguas muertas ya que encierran 3000 años de experiencia humana».

Cuando los hombres y mujeres se unen y sienten un cariño especial por lo que hacen suelen pasar estar cosas... Los autores no son importantes ni las horas que unos y otros han dedicado para realizar este u otros trabajos que acabarían dando lugar al presente.

¿Qué es realmente lo importante?

Como les ha sucedido a muchos sabios es el conocimiento que destilan sus obras seguramente no estén todas pero forman un todo para otras generaciones que aman la lengua o lenguas y en la India estas son muchas...

«No es inusual en un hogar indio ver a los padres conversar entre ellos en una lengua, hablar con sus hijos en otra, dirigirse a los criados en una tercera y atender a los visitantes huéspedes en otra u otras lenguas».

No podemos dejar de mencionar a Laia Villegas y su «Diccionario del Yoga. Historia, Práctica, Filosofía y Mantras» o a Mercé Escrich Vidal y sus «Sinergias» u Oriol Gil Sanchís quién coordinó y supervisó la edición del Diccionario Sánscrito Catalán así como al profesor Armando Rentería, Doctor en Filología Sánscrita por el Centro de Estudios de Estudios de Asia y África del Colegio de México y también al traductor de una obra magistral como ha sido y es «Un buen partido» Damián Alou Ramis quien explicaba en «La literatura anglo india en castellano. Una perspectiva traductora» como había sido ese «proceso de traducción» Un verdadero fenómeno editorial que esperamos sean también estos dos trabajos. En la India hay 415 lenguas de las cuales la Constitución reconoce dieciocho como oficiales. Y cerramos el «comentario» de ambas obras con una cita de Pierre -Sylvain Filliozat.

«El Sánscrito pertenece a la rama índica de la gran familia de las lenguas indoeuropeas. Se trata probablemente de la tradición lingüística más antigua que ha conocido la Historia. Se caracteriza por su estabilidad y vocación científica: todas las ciencias de la antigüedad india fueron redactadas en Sánscrito». Enhorabuena.

Puedes comprar el diccionario en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios