www.todoliteratura.es
Las once mejores novelas negras de 2020
Las once mejores novelas negras de 2020 (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Nuestras trece mejores novelas negras del 2020

lunes 28 de diciembre de 2020, 18:00h
Add to Flipboard Magazine.

España se ha convertido en el escenario por excelencia de la novela negra superando ya a los países nórdicos. Tanta corrupción, tantos crímenes sin resolver, tanta impunidad política y, ahora, tanta pandemia están dejando un país de posguerra… vírica, casi apocalíptico. Por eso, el florecimiento de este género que está demostrando tener una salud de hierro desde hace ya unos años. Quizá por ello, el lector español encuentre este género como su favorito ya que al haber estado tanto tiempo aislado quiere dejar vagar su imaginación y evadirse con estas obras.

Alexis Ravelo
Alexis Ravelo (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Y como paradigma de todo lo que hemos dicho, no hay mejor ejemplo que la novela “Un tío con una bolsa en la cabeza”, del canarión Alexis Ravelo que cumple todos los requisitos para ser la mejor novela negra de este año. Ravelo narra en primera persona la agonía de tener una bolsa de basura en su cabeza, que le va asfixiando poco a poco y que le ha sido puesta por unos ladrones. Con un lenguaje desgarrado, popular y mordaz nos lo va contando lo que le va sucediento mientras recuerda toda su vida: juventud, inicios en la política, ascenso meteórico en el ayuntamiento de su ciudad y sus relaciones personales y familiares. En su relato, nos hace la memoria viva de la vida política y económica española de los años de la democracia, donde no encontrarse con un corrupto parece una pura entelequia. Texto claustrofóbico y violento donde los haya deja al lector con una profunda desazón, pero también con un regusto a la buena literatura de autores como Ross McDonald o Chester Himes. Sencillamente, impresionante.

En la segunda posición tenemos a “El mal de Corcira”, de Lorenzo Silva, un asiduo a estas clasificaciones. Es, quizá, la novela más trabajada y compleja de todas las que ha escrito el autor madrileño hasta el momento. Las tres tramas de la novela se van entretejiendo en la narración de manera vertiginosa. En ella, nos muestra el pasado de Bevilacqua en su relación con la lucha antiterrorista. La novela tiene una profunda reflexión sobre ese pasado que tanto nos atormenta y que él sabe tratar de manera lúcida y directa, sin tapujos. Una obra fundamental para entender nuestro pasado reciente y la labor de la Fuerzas de Seguridad de nuestro país.

El tercer lugar de nuestra lista lo ocupa "Todos nosotros", de Javier Menéndez Flores. La novela contiene un homenaje a la Movida madrileña, tan maltratada en la literatura seria. En sus páginas, no se da tregua al lector gracias al ritmo, al suspense y a la violencia que hay en ella. Su final es singularmente épico y tan sorprendente como demoledor; con una reflexión sobre la complejidad del ser humano y sus zonas más oscuras, pero también sobre la fuerza todopoderosa del amor. Otra novela negra, con grandes dosis de thriller, imprescindible para el buen lector de este género.

La cuarta posición es para "Rotos", de Don Winslow, el libro está compuesto por seis inquietantes e intensas novela cortas. El autor americano regresa a los temas que se han convertido en su sello: el crimen, la corrupción, la venganza, la justicia, la pérdida, la traición, la culpa y la redención, para explorar el lado más salvaje, pero también el más noble de la naturaleza humana. En quinto lugar nos encontramos con “La suerte del enano”, de César Pérez Gellida. Lo que más me asombra del escritor vallisoletano es que pueda escribir todos los años unas dos obras y todas tengan una calidad extraordinaria, como alguno más de este listado, Ravelo y Silva incluidos. Su novela tiene altas dosis de investigación policial, sexo y violencia en la que el lector profundizará en el complejo mundo de los robos de obras de arte y sus extensas ramificaciones que los relacionan con grupos de delincuencia organizada.

En el sexto lugar se coloca “La novela del agua”, de la escritora y guionista noruega Maja Lunde. Una reveladora novela sobre los efectos del cambio climático donde la protagonista, una anciana de 70 años, se embarca en un peligroso viaje para cruzar todo un océano en velero para buscar a un antiguo amante. Con un lenguaje muy rico y atractivo, la escritora demuestra que en la sencillez de una vida vulgar siempre hay recovecos ocultos del alma que un hecho inesperado puede activar. A continuación nos encontramos con “Sangre de lobos”, de Alberto Rojas. No hay muchos escritores españoles que se dediquen a escribir novelas de espías. Algunos lo hacen ocasionalmente, no sabemos si Alberto Rojas lo habrá pensado de esa manera al escribir su novela o si piensa dedicarse a seguir escribiendo obras de este género, cosa que nos alegraría. En cualquier caso, siempre es de agradecer una novela tan dinámica e intrigante como la suya y más cuando trata temas de fuerte calado internacional y no de meras cuestiones domésticas, el situarla en nuestra dura posguerra la da un plus de novela negra, esos tiempos como los actuales dan para eso y mucho más.

En octava posición está “El salto de la araña”, de la jueza barcelonesa Graziella Moreno. Realidad y ficción se entrelazan en esta novela escrita en primera persona, una historia de gente corriente en la que podemos reconocernos. ¿Quién no ha querido volver sobre sus pasos y deshacer lo hecho? Desde la sinceridad y la perspectiva que da relatar lo vivido. El protagonista está empeñado en destrozarse la vida, el lector se empeñará en disfrutar de esta buenísima novela. La mejor que ha escrito Graziella Moreno hasta el presente. En la novena plaza nos encontramos con “Gloria bendita”, del legendario Juan Madrid. Hablar de él, es hablar de la novela negra en España. Juan Madrid ha vuelto a demostrar, otra vez, que no tiene pelos en la lengua, que va a seguir escribiendo aquello en lo que cree. Se nota que ha vuelto a su juventud marxista-leninista, que desplegó en sus tiempos de periodista de Cambio 16, después de haber superado el ictus que sufrió hace cuatro años. La corrupción política, el fracaso del periodo de la Transición y la Casa Real son los temas que trata y de los que no deja títere con cabeza.

La décima plaza es para “Resina”, de Ane Riel. Es uno de esos libros que desde la primera página te deja sin palabras y te remueve por dentro, explicado con la inocencia de Liv, una niña pequeña muy inteligente y algo especial, que nos cuenta al principio de la novela cómo presenció el momento en que su padre mató a su abuela. Estremecedor domestic noir de la autora danesa que ha cosechado infinidad de galardones en varios países de Europa. La undécima posición es para “Durante la nevada”, del escritor cacereño Luis Roso. Un viaje en el tiempo hasta el tardofranquismo en donde en un pueblo de Burgos aparece un cadáver en una laguna helada. La posterior investigación periodística, ya en el comienzo de la democracia, hace que se tambaleen las carreras de los dos periodistas encargados de la investigación. Todo en medio de la vorágine política que se vivía en aquellos años. Es la obra de consolidación de este joven escritor afincado en Madrid.

Le sigue una rara avis del género. “Rojo y en botella”, del escritor y guionista Sergi Escolano. El autor catalán mezcla la novela negra con géneros tan dispares como el terror o el humor. Una desternillante obra donde los vampiros y los licántropos conviven –bueno es un decir- con los humanos. Una insólita pareja de policías tan inútiles como ellos solos, dan pie a una trama donde deberán encontrar a un asesino en serie. Concluimos la clasificación con “Solo que Marla no volverá”, de Béla Braun. El protagonista de la novela es un buscavidas, que vive en el Distrito Federal de México de la venta de artículos para el billar, de pronto descubre que han secuestrado a su amante, una adolescente que estudia secundaria. Obsesionado por recuperar a la joven, se sumerge en la indagación de su paradero por las cloacas del tráfico y la explotación de mujeres, en México. Un recorrido por el México más sórdido e inquietante de la actualidad. Béla Braun es un escritor a seguir desde ya.

Concluimos el repaso de los mejores libros de novela negra con una reflexión. El género está demostrando una salud a prueba de bombas y pese a que este año no se han publicado tantos títulos como en años pasados, la calidad ha sido más que excelente. De ahí que sea el género que más vende, después de la novela romántica. “Cosas veredes, amigo Sancho”.

  1. Un tío con una bolsa en la cabeza”, de Alexis Ravelo.
  2. El mal de Corcira”, de Lorenzo Silva.
  3. Todos nosotros”, de Javier Menéndez Flores.
  4. “Rotos”, de Don Winslow.
  5. La suerte del enano”, de César Pérez Gellida.
  6. “La novela del agua”, de Maja Lunde.
  7. “Sangre de lobos”, de Alberto Rojas.
  8. El salto de la araña”, de Graziella Moreno.
  9. Gloria bendita”, de Juan Madrid.
  10. “Resina”, de Ane Riel.
  11. Durante la nevada”, de Luis Roso.
  12. “Rojo y en botella”, de Sergi Escolano.
  13. Solo que Marla no volverá”, de Béla Braun.

Puedes comprar todos los libros en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios