www.todoliteratura.es
José Luis Hernández Garvi
Ampliar
José Luis Hernández Garvi

Entrevista a José Luis Hernández Garvi, autor de “Héroes, villanos y genios”

"La Leyenda Negra ha contribuido a generar entre los españoles, una imagen negativa del periodo de los Austrias"

domingo 07 de diciembre de 2014, 19:55h
Add to Flipboard Magazine.
José Luis Hernández Garvi ha ganado con su ensayo histórico “Héroes, villanos y genios” el XII Premio Algaba. Un reconocido premio de biografías y ensayos históricos. En su libro hace un repaso pormenorizado a los extranjeros insignes que estuvieron al servicio de los Austrias durante esos dos Siglos de Oro. Abruma conocer todas las personalidades que trabajaron para esos reyes, tanto en su rama española como en su rama germana.

  • José Luis Hernández Garvi y Miguel Ángel de Uña

José Luis Hernández Garvi (Fotos: Javier Velasco)
José Luis Hernández Garvi (Fotos: Javier Velasco)
El autor de Héroes, villanos y genios es un reconocido divulgador de la historia. Sus muchos artículos y sus libros así lo atestiguan. En la entrevista nos cuenta anécdotas, historias olvidadas y características de los personajes que sirvieron a estos reyes. Con un lenguaje vibrante nos va desvelando las interioridades de unos monarcas que pusieron a España en la cima del mundo.

¿Qué le ha supuesto ganar el XII Premio Algaba de Biografía, Autobiografía, Memorias e Investigaciones Históricas?
Antes de nada, debo señalar que el Premio Algaba es uno de los más importantes del género de ensayo histórico que se conceden en nuestro país. Entre los premiados en convocatorias anteriores podemos encontrar los nombres de figuras consagradas de las letras españolas. Que el jurado de este año haya considerado a mi obra merecedora de este prestigioso galardón, honor que comparto con Miguel Ángel de Uña, supone para mí el reconocimiento a mi trabajo, tanto en mi faceta como divulgador histórico como en la estrictamente literaria, aliciente que me inspira para continuar adelante con mi carrera de escritor.

¿Cómo definiría su libro “Héroes, villanos y genios”?
Mi libro es un ensayo histórico en el que he reunido las biografías, en gran parte olvidadas o desconocidas por el gran público, de una amplia galería de personajes extranjeros que destacaron por prestar grandes servicios a la causa española durante los diferentes reinados de la Casa de Austria en su rama hispánica. Agrupados en varios grandes apartados que hacen referencia a las facetas en las que destacaron, ya sea de forma brillante o desde una vertiente más oscura, he realizado una aproximación hacia sus vidas relacionándolas con el contexto histórico en el que se vieron inmersas, teniendo como nexo común los casi doscientos años en los que la dinastía reinó en España.

¿Qué le hizo fijarse en el periodo de los Austrias para escribir el libro?
Personalmente, creo que es uno de los periodos más fascinantes de nuestra historia. En él se combinan los ingredientes necesarios para confeccionar el mejor relato de aventuras, digno de una novela o el guión de una película. Al acercarnos al estudio de esta época podemos encontrar traiciones, intrigas palaciegas, pasiones arrebatadas, odios furibundos, grandes batallas en escenarios exóticos, actos heroicos o comportamientos deleznables, episodios que en muchos casos pueden ser ilustrados visualmente por las obras maestras de grandes pintores.

¿Cómo definiría esos dos siglos de dominio de la dinastía?
Se trata de una época turbulenta en la que Europa atravesó una etapa de adolescencia histórica, si se me permite la expresión, en la que la mayoría de los estados que conocemos hoy en día estaban fraguando su identidad nacional a sangre y fuego. Las fronteras cambiaban de un día para otro, sometidas al capricho de las herencias dinásticas, el desarrollo de las campañas militares o los acuerdos alcanzados con la firma de la paz. En este contexto, la monarquía hispánica representada por los Austrias buscaba consolidar su hegemonía sobre el continente imponiendo sus criterios y sus ambiciones sobre los demás, aunque para conseguirlo tuviera que adoptar posiciones de intransigencia que en muchos casos obligaban al uso de la fuerza de las armas.

¿Se ha explicado bien en España la importancia que tuvieron estos reyes en el devenir de la historia?
A pesar de la extensa bibliografía disponible sobre los Austrias, cuando me documento o investigo sobre los reinados de la dinastía siempre me encuentro con que existe abundante información que reincide sobre los mismos episodios, personajes e incluso tópicos, dejando en muchos casos de lado o pasando de puntillas sobre acontecimientos y protagonistas que injustamente son considerados por la doctrina general como secundarios cuando en realidad pueden llegar a ser trascendentales para desvelar algunas de las claves de ese periodo. Debido a esa circunstancia, el tema de los Austrias puede resultar excesivamente manido, provocando un rechazo entre el público que censura la divulgación de otros aspectos. Al mismo tiempo, la Leyenda Negra ha contribuido a generar entre los españoles, una imagen negativa del periodo que en muchos casos nos repele, contribuyendo a la ignorancia y al desconocimiento sobre esta etapa de nuestra historia durante la cual se perfilaron los rasgos de nuestra identidad nacional.

¿Por qué surgió la Leyenda Negra?
La Leyenda Negra surge como una de las primeras y más eficaces campañas de propaganda dirigidas contra la imagen de un estado. Los numerosos enemigos a los que se enfrentaba la monarquía hispánica durante los siglos XVI y XVII dedicaron grandes esfuerzos a desprestigiar a España, la potencia a la que todos temían, extendiendo una serie de bulos a través de los medios de comunicación de la época, truculenta exageración de una serie de acontecimientos que sirvió para fijar unos tópicos negativos a la imagen de los españoles que a pesar del paso de los siglos todavía perduran. Desgraciadamente, algunos acontecimientos como la dura represión desplegada en Flandes por el duque de Alba y su tristemente famoso Tribunal de Tumultos alimentaron la Leyenda. En aquel tiempo, la Monarquía hispánica cometió un grave error político al concentrar sus esfuerzos en imponer su absolutismo e intransigencia mediante el uso de la fuerza, sin conceder demasiada importancia al uso de la propaganda para mejorar su imagen.

¿Por qué no se supo contrarrestar efectivamente?
Flandes por el duque de Alba y su tristemente famoso Tribunal de Tumultos alimentaron la Leyenda. En aquel tiempo, la Monarquía hispánica cometió un grave error político al concentrar sus esfuerzos en imponer su absolutismo e intransigencia mediante el uso de la fuerza, sin conceder demasiada importancia al uso de la propaganda para mejorar su imagen.

¿Tenemos los españoles cierto complejo por nuestra historia?
Estoy convencido de que es así. Desde tiempos inmemoriales, los españoles tendemos a conceder una gran importancia a las opiniones que tienen de nosotros en el exterior, otorgando una credibilidad absoluta a lo que cuentan aunque no se ajuste a la verdad. De la misma forma, casi siempre nos quedamos con las connotaciones negativas, circunstancia que hace que nos olvidemos de los aspectos positivos de nuestro pasado. En algunos casos llegamos a tal extremo que rozamos el ridículo. Es entonces cuando la losa de la vergüenza es tan pesada que el simple recordatorio de aquellos hechos históricos puede ser calificado en ocasiones de políticamente incorrecto. Sin entrar a valorar las causas que provocan esta actitud, nos dejamos dominar por nuestro complejo de culpa. Tengo la convicción de que hace mucho tiempo que debíamos habernos sacudido para siempre los prejuicios impuestos por otros que nos han condicionado desde entonces, reivindicando nuestra historia, con sus luces y sombras, teniendo presente que en la mayoría de las ocasiones es mucho más deslumbrante que la de otros que hacen gala.

Si tuviese que escoger a uno de los Augsburgo, ¿con cuál se quedaría?
Difícil elección. Las personalidades de todos y cada uno de ellos reúnen aspectos fascinantes que nos sorprenden cuando nos acercamos a sus biografías. Puesto en la tesitura de elegir entre ellos, siempre he sentido una especial atracción por los perdedores, ya sean personajes históricos o de ficción. Teniendo en cuenta esta predilección personal, me quedaría con las figuras de Felipe IV y Carlos II, monarcas que encarnan el lento declinar de la dinastía. En el caso del primero, se enfrentó a unos problemas y desafíos que sus debilidades le impidieron asumir, provocando en él un sentimiento de culpabilidad que lo atormentó en la última etapa de su vida. El desdichado Carlos II, imagen física de los pecados que arrastraba su familia, tuvo un final digno de una tragedia clásica.

Muchas fueron las personalidades y artistas que sirvieron al Imperio. ¿A quiénes destacaría en los ámbitos de la política, el ejército, el arte y la literatura?
A veces se nos olvida la importante trascendencia del papel desempeñado por muchos extranjeros al servicio de la Monarquía hispánica durante ese periodo de casi doscientos años. La familia Doria contribuyó de manera decisiva a la hegemonía española en el Mediterráneo. Ambrosio Spínola, vencedor en Breda, es un brillante ejemplo de soldado al servicio de la causa de los Austrias. La ambición desmesurada de Guillermo de Croy provocó el levantamiento comunero en Castilla, conato de guerra civil que desafió la autoridad regia. La circunnavegación del globo emprendida por Magallanes se hizo bajo bandera española. Pintores de la talla de Tiziano y Rubens realizaron algunas de sus obras maestras para la Corte hispánica. Los nombres de todos ellos, y de otros muchos extranjeros insignes, pueden resultarnos más o menos conocidos, pero casi nunca los ponemos en relación con los acontecimientos en los que tuvieron una participación destacada mientras servían a la Casa de Austria.

¿Fueron los Augsburgo los precursores de la Unión Europea?
En cierto sentido sí. Durante los siglos XVI y XVII Europa atravesó una época convulsa en la que las naciones que conocemos hoy en día determinaban su carácter midiendo sus fuerzas contra otras potencias para hacer valer su prestigio. En medio de un clima de inestabilidad política y un constante estado de guerra, los Austrias consiguieron mantener bajo su cetro las extensas posesiones de la dinastía repartidas por toda Europa. Sin embargo, a pesar de algunos intentos caracterizados casi siempre por graves errores políticos, los monarcas no supieron dotar de cohesión a esa frágil unidad entre estados en la que sus respectivos súbditos nunca fueron considerados como extranjeros, aunque procedieran de lugares alejados a la Península Ibérica.

¿Qué cree que aporta de nuevo su libro?
Mi intención ha sido la de rescatar del olvido a algunos de esos insignes extranjeros, dando a conocer sus biografías. La presencia de sus nombres en las páginas de la Historia es mucho más numerosa de lo que puede parecer en un principio y posiblemente los lectores notarán en sus páginas algunas destacadas ausencias. Cuando me planteé la redacción del libro me enfrenté al reto de realizar una selección de personajes para evitar que su extensión fuera inabarcable. Dejándome llevar por criterios puramente subjetivos, elegí a aquellos que me resultaban más atractivos.

¿Cuál era su objetivo al escribirlo?
He querido transmitir mi fascinación por el devenir histórico de los Austrias, aunando amenidad y rigor histórico en la redacción del libro. Es ahora cuando corresponde a los lectores opinar al respecto. Confío en haberlo conseguido.

¿Ha quedado satisfecho con la edición del libro?
Reconozco que he quedado muy satisfecho con el resultado final. Debo resaltar que la editorial EDAF se caracteriza por la cuidada edición de las obras que publica bajo su sello, especialmente las galardonadas con el Premio Algaba. En mi caso, he tenido el privilegio de contar con la inestimable experiencia y colaboración que en ese sentido me han ofrecido Melquíades Prieto, mi editor, y Ricardo Sánchez, ilustrador de gran talento. El resultado ha sido un libro con unas imágenes y desplegables que brindan un espectacular apoyo visual al texto.

¿Va a continuar desfaciendo entuertos históricos en sus próximas obras?
Siento la Literatura como una pasión sin la que no puedo vivir, lo que me lleva a afrontar constantemente nuevos proyectos. Ya estoy trabajando en un nuevo ensayo histórico, aunque en este caso de temática muy diferente a la de mi obra premiada, trabajo que quiero compaginar con la preparación de un libro de poesía y la redacción de una novela, obras que espero compartir con los lectores en los próximos meses.
Pueden comprar los libros en:
IberLibro.com - 140 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.