www.todoliteratura.es

Emmanuel Macron

Como sabrán, el domingo pasado, los franceses le renovaron la presidencia a Emmanuel Macron, natural de Amiens, capital del Somme —tradicionalmente llamado La Picardía—; departamento donde ha vencido Madame Le Pen, con el 51 % de los votos emitidos; aunque, en muy versallesca correspondencia, dicha señora haya perdido —obteniendo solo el 20 % de los sufragios ejercidos— en su departamento natal, el Alto Sena.

En la primera vuelta se elige, en la segunda se elimina. Así decía el viejo adagio acerca de las presidenciales francesas. Desde hace cinco años sucede a la inversa. Debacle tras debacle, la derecha gaullista y la izquierda miterrandiana han vuelto a resultar laminadas en esa primera vuelta. ¿Por quién? Por la revolución conservadora que no deja de expandirse ante la ceguera de las élites.
  • 1

Está presente en los baños de sangre que salpican “El Padrino”, en la perversidad del Ripley, en todo el andamiaje de “Juego de Tronos”. Shakespeare elevó una historia medieval a la altura del mito. Verdi la convirtió en una ópera. Nadie como Heiner Müller a la hora de situar la parábola de “Macbeth” en el escenario de la Europa actual. Las brumas de Escocia trasladadas al infierno de Ucrania, un tirano enloquecido en su castillo del Kremlin y el bosque de Birnam avanzando hacia su némesis.