www.todoliteratura.es

artículo de opinión

Por una razón muy simple no soy nada partidario de esas novelas llamadas de intriga, que se estructuran minuciosamente, como algunos guiones cinematográficos, en un pizarrín antes de escribirse, y cuyo principal aliciente consiste en desbaratarnos cada dos capítulos todas nuestras fundadas sospechas sobre quién era el causante del funesto crimen o del terrible delito que daba pie al argumento, para dejarnos a mitad del relato de nuevo suspensos y barajando candidatos

En realidad fueron infinidad las mujeres que admiraban a Robindronath Tagore. Pero, según mi opinión, tres fueron muy importantes por lo que a continuación reseño. Y lo hago precisamente porque ahora mismo estoy en Santiniketon (“Morada de la Paz”) y hoy es en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer. El sexo femenino, la mitad más noble y fundamental de la humanidad, en palabras del grande feminista que fue Gandhi.

Como todos sabemos, Antonio Machado se formó en la Institución Libre de Enseñanza (ILE), cuyo principal creador en 1876, Francisco Giner de los Ríos, era muy amigo de su abuelo. En esta institución educativa conoció a grandes poetas y artistas, como Juan Ramón Jiménez. Su biógrafo Ian Gibson dice que mantuvieron desde que se conocieron “una amistad entrañable”. Demostrada también porque el poeta de Moguer le publica a Machado poemas en la revista Helios que él dirigía, y ya desde el número 4 de julio de 1903.

Las enfermedades raras son cada día menos raras en la literatura. Muchos lectores conocen el síndrome de Asperger gracias a "El curioso incidente del perro a medianoche; Rarity" nos descubrió la fragilidad de los vasos sanguíneos del síndrome de Ehlers-Danlos; "La lección de August" se llevó al cine con el título Wonder, multiplicando la visibilidad de aquel niño con síndrome de Treacher Collins que acudía al colegio con un casco de moto; y la adorable "El chico que amaba demasiado"Sín nos abrió una ventana al síndrome de Williams y a su exceso de oxitocina, también conocida como la hormona del amor.

En la entrevista que el pasado siete de diciembre pudimos leer en el suplemento de libros de este diario, Los diablos azules, a la escritora Sara Mesa a propósito de la publicación de su última novela, "Cara de pan", interpreté que la autora rechazaba la pregunta que solían hacerle: “¿qué has querido decir con esta novela?”.

«Este camino es afilado como una navaja, intransitable, y es difícil viajar por él; esto declaran los sabios» (III-14)

«Aquel que no se ha apartado de la mala conducta, cuyos sentimientos no están controlados, que no está tranquilo y cuya mente no está en calma, nunca puede alcanzar el Atman, ni siquiera con el conocimiento» (II-24)

(Katha Upanisad)

Traducción: Eduardo Zeind Palafox

Desde muy temprana edad, tal vez desde los cinco o seis años, supe que creciendo debía ser escritor. Entre los diecisiete y veinticuatro años de edad procuré abandonar tal idea, e hícelo consciente de que zahería mi verdadera naturaleza y que tarde o temprano tendría que asentarme y redactar libros.

Siendo muy joven comenzó a sentir la necesidad de viajar para conocer nuevas culturas y pueblos diferentes al nuestro. En su imaginación nuestro autor Francesc Bailón Trueba (Barcelona- 1968) no paraba de soñar y de imaginarse rodeado de unos hombres y mujeres totalmente desconocidos.

Poeta y profeta maldito, visionario absoluto, creador total, William Blake abominó el racionalismo dieciochesco, predicó la revolución espiritual, denunció la represión sexual y moral. Sus contemporáneos lo tacharon de lunático, su marginalidad fue atronadora. Hoy comenzamos a entrever su vida secreta: presidió la Orden de los Druidas, fue declarado santo por la Ecclesia Gnóstica Catholica, y protagonizó experiencias de muerte en vida dimanadas del Tantrismo. Incomprendido y rechazado en su tiempo, su obra acabaría inspirando a artistas y pensadores como Aldous Huxley, Salvador Dalí o Jim Morrison.

Su amistad con La Boetie alimentó el rumor de su presunta homosexualidad, pero el Señor de la Montaña amaba a las mujeres tanto como deploraba su exigua dotación sexual. En 1571 emprende la escritura de sus Ensayos resuelto a estudiarse a sí mismo desnudo y sin artificio. Detalla sus prácticas amorosas y se rebela contra el hecho de que el sexo siga siendo un tabú. Un asunto de brujería –la maldición de las agujetas-, erige toda una paráfrasis de su mundo, mientras él buscaba refugio en el seno de las Doctas Vírgenes.

El pasado 21 de febrero se celebró en todo el mundo el Día Internacional de la Lengua Materna. En la 30 Conferencia General de la Unesco, celebrada en su sede de París el 17 de noviembre de 1999, se acordó por unanimidad declarar el 21 de febrero de cada año como el día para recordar y reivindicar la importancia de la lengua materna.

Desde la antigüedad un buen método de estudio ha aportado múltiples beneficios físicos y psicológicos a la sociedad, ya que es el área donde el estudiante obtiene la capacidad de procesar información y fomentar aspectos como la motivación, convivencia y el espíritu crítico. Por ello, para facilitar el desarrollo de nuevas habilidades es necesario que el contenido varíe constantemente y esté presentado en distintos formatos, ya sean científicos, tecnológicos e incluso mitológicos, donde el objetivo siempre sea el mismo, que el aprendiz se adueñe de nuevos conocimientos.

La aprobación, en el último Consejo de Ministros de 2018, del Real Decreto por el que se ponían en marcha actuaciones que desarrollan el Informe aprobado por el Congreso de los Diputados sobre el Estatuto del Artista y su ratificación por el Pleno el pasado 22 de enero han sido dos acontecimientos de primer orden. El Decreto supuso la concreción de parte de las 75 medidas planteadas en el documento que aprobó la Cámara en septiembre de 2018 y un primer paso para hacerlo realidad integra en un futuro próximo.

Ya lo decía Dwight D. Eisenhower, tras la liberación de Auschwitz «Graben todo. En algún momento algún bastardo se levantará y dirá que esto nunca sucedió». Vivimos unos tiempos convulsos. Hace ahora ya unos años en que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa y parecía no querer abandonarla.

Seguimos debatiendo sobre cuál es la finalidad de la novela histórica. Unos dicen que el entretenimiento, otros que enseñar historia, algunos la encumbran enfrentándola a los ensayos históricos y los que menos la tildan de falsa por fusionar la realidad con la ficción. En esta discusión continuada en encuentros y jornadas literarias pocos escritores plantean una finalidad que a mí me interesa muy por encima de las anteriores: la de la reflexión y la denuncia.