www.todoliteratura.es

Krishnamurti

Sus adeptos rendían culto a Isis, a Buda, a Cristo. También a Lucifer. Sin embargo, les acompañarán personajes como Gandhi, Yeats o Edison. Entre persecuciones y escándalos, la Sociedad Teosófica fundada por Madame Blavatsky, además de una Nueva Espiritualidad, anticipa el Feminismo, el Ecologismo, la New Age. ¿Hasta un salvator mundi como Krishnamurti?


No sé cómo ha llegado hasta mis manos, pero incluso lo estoy ojeando. Es el best seller de pseudo física cuántica más famoso de Deepak Chopra “Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo”. ¡Qué miedo, colega, Vade Retro! Dicen que es un fenómeno paranormal que también les ocurría a los místicos del Siglo de Oro, nada por aquí, nada por allá y de pronto aparecía un libro o un manuscrito entre sus dedos. O en un lugar inverosímil de su celda, o más difícil todavía, en la cocina, entre los pucheros como a Teresa de Jesús. Ellos tenían la coartada de la “divinidad”, podían explicar con total aplomo que un santo cualquiera, al azar, del extensísimo santoral judeocatólico era el artífice de tal prodigio.

Ante un libro como ‘El arte de aprender juntos’ de Jiddu Krishnamurti solo podemos rendirnos a aquel proverbio latino – que aún hoy sobrevive – del ‘verba volant, scripta manent’. Y es que gracias a Ediciones Obelisco podemos tener, ya para siempre, la sabiduría que este filósofo repartía en sus conferencias guardadas en nuestra biblioteca.

«El último Secreto metafísico – sí es que podemos llamarlo así, es que el universo carece de fronteras. Las fronteras son meras ilusiones, productos no tanto de la realidad como del modo en que la cartografiamos. Está muy bien cartografiar la realidad, pero resulta fatal confundir el mapa con el territorio» Estas palabras de Ken Wilber nos sirven para introducirnos en nuestro tema o lo que él mismo denomina La Gran Mente.

Fue a los 23 años cuando un joven Ken Wilber dijo aquello de “Yo soy un pandit, no un guru” y publicó su primera obra la cual daría mucho que hablar, "El espectro de la Conciencia". Un volumen dividido en dos partes Evolución e Involución.

Desde que leyó libros como «El camino del Tao» de Alan Watts o el «Paradigma perdido» de Edgar Morin, ambos publicados por la editorial Kairós en los años 1974-1976. Agustín Pániker (Barcelona, 1959) no ha parado de viajar y al mismo tiempo de documentarse con la lectura de esos lugares a donde viajaba. Su sueño con el paso del tiempo es aprender y comprender, y al mismo tiempo escribir sobre esos lugares y esos temas que le causan una curiosidad. Verlo como un complemento y no como una diferencia.
  • 1

“¿Estás dispuesto a dejar de buscar fuera de ti este momento de descubrimiento?, ¿Qué descubres en el núcleo profundo de ti mismo cuando no está presente ninguna historia de deseos no realizados? ¿Estás dispuesto a detenerte y comprobar varias veces al día si eso que está en el núcleo sigue presente hasta que sepas sin lugar a dudas que siempre está aquí? ¿Estás dispuesto a no estar atado por los relatos, o por nombres o por la historia? ¿Estás dispuesto a estar desnudo ante ti mismo?” (Gangaji)

Los templos se destruyen al igual que las casas. Vuelven a construirse otros, habitados por otros dioses, otras gentes. Construir es lo que permanece» (Chantal Maillard. «Galta» en Diarios Indios)

El Camino del Tao es el Camino correcto. En una clase un profesor se encuentra con distintos alumnos que han venido de lugares geográficos distintos. Y no solo eso sino que hablan idiomas inentendibles y el profesor tiene que aprender poco a poco a comunicarse con ellos y lo consigue enseñándoles aquello que él mismo ha aprendido y que ofrecía a otros alumnos cuando daba clases en un colegio con un nivel mayor. Nuestro autor, Juan Almirall es Doctor en Filosofía y Licenciado en Derecho pero desde joven se ha sentido interesado por lo que se denomina Conocimiento.

Rescatamos la entrevista sobre el libro "Índika"

“Hace algunos años intenté escribir un libro acerca de lo que la religión es. Leí a sociólogos y a místicos. También a filósofos. Sin olvidar a los maestros espirituales; y a más de un antropólogo. Por descontado el proyecto quedó en el tintero. Reformulé una pregunta inicial: ¿qué quiere decirse con la palabra ‘hinduismo’ en el contexto indio? El proyecto quedó estacionado. En respuesta me dio un libro sobre jainismo”.

«¿Porque no conocemos nuestro pasado? Dios en su bondad ha ocultado su conocimiento a la gente; si supieron que han sido virtuosos se sentiran orgullosos, en caso contrario se deprimirían; basta con conocerse a sí mismo»

Bhagavan Sri Ramana, Conversaciones, 553.


Hace 50 años, el filósofo e ingeniero Salvador Pániker tuvo la brillante osadía de fundar una editorial de no-ficción. Un proyecto que, en su origen, iba a tener una sede en Oriente (Benarés) y otra en Occidente (Barcelona). Finalmente, el proyecto sólo cuajó en Europa, y es significativo que desde sus mismos orígenes (casi que desde su ADN) Kairós haya perseguido trazar ese puente entre Oriente y Occidente… aunque también entre España y Latinoamérica, entre lo racional y lo místico, la ciencia y la espiritualidad, lo académico y lo popular...