www.todoliteratura.es

televisión

Perder michelines, el gran tema literario de las grandes editoriales

Carlota Corredera, una de las presentadoras más famosas de la televisión, escribe en "Tú también puedes" un relato sincero acerca de cómo salir del oscuro pozo de la obesidad, una enfermedad tan incomprendida como dolorosa. Publica la editorial Grijalbo.

“Como novelista tengo más libertad que como guionista”

Desde que en enero, el guionista Manuel Ríos San Martín publicó su primera novela “Círculos” no ha hecho otra cosa más que recoger buenas críticas. Su thriller futurista se presenta con el slogan: no habrás leído una cosa igual. Y, después de leer el libro, puedo corroborar que el slogan es cierto. Leer lo que sucede en las páginas de la novela es una experiencia que podríamos calificar casi de religiosa porque, históricamente, las religiones siempre han tenido mucho que ver con las muertes.

En "La trastienda de un informativo", la periodista televisiva Helena Rosano propone vivir un día en un informativo para que el lector descubra la trastienda de las noticias, por qué se decide abrir con una imagen o con una declaración. Como dice la autora "que el lector sufra la angustia de nos saber si se llega a la hora de emisión pudiendo haber completado todo el programa.

Atresmedia TV llevará a la pequeña pantalla "La templanza" de María Dueñas, la novela más vendida en 2015. Después del éxito de El tiempo entre costuras, Atresmedia, Editorial Planeta y María Dueñas han llegado a un acuerdo para poner en marcha una nueva serie de televisión basada en el nuevo éxito editorial de la escritora.

  • 1

Los actores Javier Rey y Marta Hazas dicen adiós a “Mateo” y a "Clara Montesionos", respectivamente. Ambos personajes han marcado un antes y un después en la carrera de ambos actores. Este miércoles, se emitirá el último capítulo de la serie en la que habrá varias secuencias en directo.

Los cambios que ha experimentado la televisión, en los últimos quince años, no tienen precedentes. Atrás queda la escasa oferta de canales, las peleas por el mando a distancia, la resignación ante los cortes publicitarios, el zapping y el drama de la contraprogramación. Sin duda asistimos a una etapa fascinante en la que el espectador, además de seguir su programa favorito, puede votar a un concursante, participar en la retransmisión de una serie o comentar lo que dicen los contertulios de una mesa de debate. Decimos que vemos la tele, pero tenemos la mirada clavada en el móvil y nuestra atención no se centra, exclusivamente, en su pantalla.