Ir a versión MÓVIL

www.todoliteratura.es
Peter Kaldheim
Peter Kaldheim (Foto: Javier Velasco Oliaga)

Entrevista a Peter Kaldheim: “No todos los indigentes han perdido la esperanza. Se merecen otra oportunidad”

Autor de “El viento idiota”

domingo 19 de enero de 2020, 11:50h
Add to Flipboard Magazine.

El título de la autobiografía de Peter KaldheimEl viento idiota” suge de la canción con el mismo título del premio Nobel de Literatura y cantautor Bob Dylan. Kaldheim lo apunta al comienzo del libro “durante una docena de años estuvo soplando en mi vida sin descanso. Se llevó por delante todo lo que me importaba. Mi matrimonio. Mi carrera. El respeto de mi familiares y amigos”. Con este reconocimiento parten unas memorias que duelen por su sinceridad.

  • Peter Kaldheim

    Peter Kaldheim

Peter Kaldheim
Peter Kaldheim (Foto: Javier Velasco Oliaga)

“También mi profesor de filosofía griega lo denominaba akrasia: una fisura en la fuerza de voluntad que te lleva a actuar en contra de lo que dicta el sentido común”, dice este escritor que acaba de debutar en el mundo de la literatura con setenta años, como bien señala Elena Blanco, responsable de Comunicación y Marketing de la editorial Temas de Hoy, antes de comenzar la entrevista en un conocido hotel de la Gran Vía madrileña.

Peter Kaldheim estudio literatura inglesa en la prestigiosa Universidad de Darthmouth, trabajó intensamente en varias editoriales neoyorkinas en los años setenta y ochenta, incluso empezó a escribir esa novela que tanto quería hacer, pero el alcohol y, posteriormente, la cocaína dio al traste con una incipiente carrera, hasta tal punto que las deudas que acumulaba le hicieron desaparecer. Un día invernal de Nueva York se largó, con cuarenta pavos, hacia el sur para comenzar una nueva vida. “Lo tenía todo y el viento idiota lo cambió, perdí todo por una serie de malas decisiones. No tuve la suficiente autodisciplina para no caer en la tentación de cosas que sabía eran malas para mí”, confiesa el escritor.

El libro ha tardado casi 30 años en escribirlo. “En 1987 escribí una carta muy larga de unas 20 páginas que escribí en una residencia para indigentes y esa carta fue el germen de mi autobiografía, pero realmente no comencé a escribirla hasta el 2002 cuando empecé una nueva vida como cocinero. Durante todo ese tiempo, comencé a escribir tres novelas diferentes, pero no las supe acabar y terminaron guardadas en un cajón”, explica Peter Kaldheim durante nuestra conversación donde dice algunas palabras en español.

“Todo el libro está sacado de mi vida real, nada es ficción salvo algún nombre que mi editor me obligó a cambiar para no tener problemas legales”, señala Peter y añade “todo el libro es un acto de contrición de mis errores que fueron muchos, pero el emprender ese gran viaje en autostop me dio la oportunidad de conocer a personas muy interesantes. Personas importantes que comparten todo lo que tienen y me enseñaron otra forma de vida”.

En opinión del escritor debutante, “no todos los indigentes han perdido la esperanza. Por suerte, mi sueño de querer ser escritor no me abandonó nunca. Siempre he sido optimista y nunca desistí en recuperar mi vida, recuperar mi trabajo y abandonar las drogas, el germen de mi ruina”. Tanto en persona como en el libro Peter Haldheim habla con absoluta una libertad y sinceridad desgarradora, “en un momento dado, perdí todo contacto con la realidad, la carretera me lo devolvió”.

“En Estados Unidos hay una gran desigualdad de oportunidades”

Cree el autor neoyorkino que “en Estados Unidos hay una gran desigualdad de oportunidades. No todos tienen acceso a los estudios universitarios, son demasiado caros”, afirma con convicción. Esto hace que haya muchos desheredados malviviendo en su país que no tienen acceso a una educación de nivel. “En la actualidad hay cuatro veces más de indigentes en las calles que en los años ochenta y noventa cuando yo vivía en la calle o en centros de acogida”, recuerda.

Si te gusta leer, siempre encuentras algo bueno en cada libro

Esa vida en la calle y en múltiples centros para indigentes era muy dura, pero su optimismo siempre la hacía ver una posible salida. “Yo me pasaba muchas horas en las bibliotecas públicas. Si te gusta leer, siempre encuentras algo bueno en cada libro”, asevera convencido. Eso le llevó a querer contar lo que había vivido y cómo se encontraba en ese momento. “Llevé la carta que escribí en el 87 a un editor amigo mío y me dijo que eran unas de las páginas más conmovedoras que había leído.

Después de cocinero, comenzó una nueva vida en Yellowstone trabajando en la universidad de Montana. “Vivía en una caravana, pero allí me centré y volví a escribir. El resultado fue El viento idiota”, desgrana con parsimonia. Fue un tiempo en el que hizo balance de su vida y quiso dejar testimonio de lo que había vivido y de sus muchos errores. “Cometí todos los errores del mundo”, subraya, pero “el error más grande fue que esperaba que con 25 años tendría publicado un libro y no lo hice. Perdí la fe en mí mismo demasiado fácilmente y en lugar de trabajar más duró, empecé a no trabajar y a beber”.

“En esa época, conocí a muchos escritores y gente del mundo editorial, quedaba con ellos en los bares por la noche. La diferencia con ellos era que trabajaban por el día en sus libros y por la noche se relajaban, yo trabajaba en la editorial por el día y en vez de irme a casa a escribir, me iba a beber con ellos. Mi manuscrito no avanzaba y eso me hizo entrar en una depresión”, recapitula Peter Kaldheim. Después de recorrer el país, volvió a encontrar su destino, pudo parar esa bajada a los infiernos y reconducir su vida. El resultado es “El viento idiota”, donde cuenta su periplo vital, y en el que aprendió tantas cosas que quiso plasmarlo en su autobiografía que es de una calidad increíble. Siempre tuvo en su mente que “quería ser escritor” y al final lo consiguió.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios