www.todoliteratura.es
Fran Russo
Fran Russo (Foto: cedida por el autor)

Entrevista a Fran Russo: “Las respuestas siempre están en uno mismo”

Autor de “Ariadna y el manual para convocar casualidades”
domingo 20 de septiembre de 2020, 21:00h
Add to Flipboard Magazine.

Libros como “Ariadna y el manual para convocar casualidades” no suelo leerlos. En cierta ocasión leí un libro de autoayuda y no me ayudó en nada, pero la nueva novela de Fran Russo, de título tan sugerente, me llamó la atención cuando desde su editorial me propusieron hacer al autor una entrevista. Tiene toda la razón el autor granadino, poseedor de una historia realmente singular, cuando dice “un libro lo que te hace es que te puedas ayudar a ti mismo”. Un libro de por sí no te ayuda en nada, es el lector él que se puede y debe ayudar.

Fran Russo
Fran Russo (Foto: cedida por el autor)

Isa, la jefa de prensa de Planeta, me advirtió antes de entrevistar a Fran Russo que: “ten cuidado, le acaban de operar de un ataque al corazón”. Lo que no sabía cuando hicimos la entrevista era que estaba todavía ingresado en un hospital de Granada y que hacía solo dos días que había sufrido esa intervención quirúrgica. Pese a eso tenía, durante la entrevista, la misma energía que un joven deportista. Hablando con él me enteré de su historia y fue cuando todavía me pareció más admirable. “Hace cuatro años pasé una racha fatal. En un año y medio lo perdí todo. Me dejó mi mujer sin saber el porqué, contraje un cáncer, a la misma edad con la que falleció mi madre, económicamente me arruiné y, hace unos meses vino el Covid-19, que también lo padecí”, cuenta con un suave acento andaluz.

Pero no todo iba a ser desgracias. Después de reflexionar sobre lo que le había ocurrido y por qué, invocó a las casualidades de la vida y estas se presentaron con toda su fuerza. Se volvió a casar, continuó escribiendo, con más éxito si cabe, y las ventas de sus libros siguieron en ascenso. Con “El libro de los quizás” había conseguido incontables ventas. Tanto es así, que la editorial le propuso que si podría hacer lo mismo que en ese libro pero en novela. “Eso está hecho”, dijo y fue cuando surgió el libro de Ariadna mezclando ambos formatos. Ya que es un libro dentro de una novela. El nombre de la protagonista no lo pudo escoger mejor ya que significa la “muy pura”, y su protagonista guarda esa pureza que tenemos todos cuando somos niños. Afortunadamente, no se lió con el hilo y volvió a dar sentido a su vida.

“Hay gente que lee libros de autoayuda como si fuesen una novela. Se leen, pero no se asimilan. Hay que leerlos entendiendo lo que se dice y asociando las ideas que contienen”, señala el autor granadino. Con la operación, Fran Russo está teniendo tiempo para procesar por qué convocó esas casualidades que, en un principio, fueron traumáticas. “No tenemos control sobre por qué nos llegan unas cosas y se dejan otras. Nuestro mundo es complicado. Pensamos una cosa y el alma toma otras decisiones por nosotros”, explica con tranquilidad y sosiego.

Fran Russo cree que la profesión de escritor es maravillosa. “Es realmente hermoso escribir libros y muy reconfortante el feed-back de los lectores. Y también es peligroso porque al ver como influencias en los lectores te puedes creer un gurú y que se te vaya la cabeza. Hay muchos casos realmente contraproducentes”. De hecho, Fran escribió un libro que era una contra crítica a los libros de Robin Sharma y su escudería de Ferraris.

“Mucha gente busca a esos gurús creyendo que las respuestas las tienen los otros, cuando las respuestas siempre están en uno mismo. Los mejores maestros los vas a tener en tus jefes, en tu esposa, en los amigos, en todas las personas cercanas a ti. No en esas personas que se creen evolucionadas o despiertas”, desgrana. Lo que sí recalca es que “hay momentos en que una decisión te puede hacer evolucionar hacia un lado u otro. En positivo o en negativo”.

Fran Russo se define como una persona muy analítica y testadura. “Soy como un santo Tomás, tengo que ver la evidencia para creerla. La experiencia te la da el camino andado, eso te hace tener un bagaje para superar las pruebas que vayan viniendo. Pero hay que tener en cuenta que el Universo es un engranaje formidable que poco a poco va encajando como en un puzle”, apunta.

“Todas las enfermedades tienen una causa emocional”

De ahí que diga que lo mejor “es seguir el camino del amor. Cuando me llegó el cáncer, me pregunté por qué había convocado esa enfermedad, entonces me di cuenta que todas las enfermedades tienen una causa emocional, que había sido yo mismo él que lo había provocado. Hay muchos niveles en las enfermedades, por eso tenemos que ser conscientes a qué hemos venido a esta vida. Yo creo que lo hemos hechos para enriquecernos. La psique se inventa un sistema operativo donde hay una programación que debe ser: dar sentido a la vida. Fue entonces cuando decidí dejar de luchar contra el cáncer. Lo visualicé como un baile y como llegó se fue”, recapitula el autor de “Ariadna y el manual para convocar casualidades”.

Respecto a la tragedia que estamos viviendo con el coronavirus, se muestra muy optimista. “Lo mismo que ha pasado algo tan espantoso como el Covid-19, tenemos las mismas posibilidades de que pase algo maravilloso que lo contrarreste”, señala con decisión y agrega “tenemos el súperpoder de revertir lo negativo y convertirlo en algo vital, con mucha fuerza”.

Si nuestra actitud es la correcta, la vida tiene sentido

“Nosotros lo que debemos convocar es la actitud. Si es la correcta, la vida tiene sentido. Al pasar la enfermedad, apareció mi mujer que me ha cambiado la vida”, reconoce el fotógrafo y escritor. Para Fran Russo, lo más importante es que “el mensaje de mis libros tiene que ir de acuerdo con lo que pienso y hago. La honestidad es fundamental, tienes que comportarte tal y como dices. “Si no piensas, dices y haces lo mismo, por algún lado va a estallar tú vida”, subraya. Hay ejemplos que han sido muy contraproducentes como el de “La ley de la atracción”, se han hecho barbaridades utilizando la conocida ley de Esther y Jerry Hicks.

En su opinión, “muchas veces se entra en contradicción con la propia psique. Si tú no te crees que te mereces ser feliz, cómo vas a ser feliz. Es un pensamiento erróneo creer que si te mereces algo es porque te ha costado mucho. Yo no creo que se deba sufrir en la vida. Trabajo significa, en su origen etimológico, tortura y sufrimiento. Y no tiene por qué ser así”, desgrana el autor. “Todo lo me nos sucede en la vida es para enriquecernos, así que bienvenido sea”, vuelve a puntualizar.

Por eso, nos da un último consejo: “tenemos que llegar a la esencia de nuestras vidas, tenemos que llegar a la raíz pura, si no nuestra vida se volverá un bucle. La mayor de nuestras fortalezas es la actitud. Somos los protagonistas de nuestra propia historia y, también, los directores, guionistas y cámaras”. En nuestras manos queda.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios