www.todoliteratura.es

SALÓN DE LECTURA

"La caza, captura y muerte de la abuelita hispánica, en una ciudad de lujo, sometida a la más rigurosa de las democracias y repleta de padres honestos y niños felices", de Francisco López Barrios

Por José Antonio Santano
miércoles 01 de diciembre de 2021, 12:21h
La caza, captura y muerte de la abuelita hispánica, en una ciudad de lujo, sometida a la más rigurosa de las democracias y repleta de padres honestos y niños felices
La caza, captura y muerte de la abuelita hispánica, en una ciudad de lujo, sometida a la más rigurosa de las democracias y repleta de padres honestos y niños felices

La narrativa española actual, salvo raras excepciones, está falta de ingenio, originalidad y valentía a la hora de tratar temas o ensamblar una historia que sea al mismo tiempo entretenida y verosímil. Pocas son las ocasiones en que la lectura de una novela o un libro de relatos o cuentos provocan en el lector esa inquietud propia del asombro o la conmoción que toda obra de arte debiera ocasionar, y, sin embargo, coincidirán conmigo que muchos son los nuevos autores y las novelas que se apiñan en las librerías, porque el interés de las editoriales no se esencia en la obra de calidad a priori, sino en la oportunidad de vender un producto que deje pingües beneficios.

La cuestión que nos importa, y mucho, está determinada por la calidad del texto, y si se puede complementar con el ingenio y la originalidad del autor, pues mejor que mejor. Lo cierto es que estas capacidades a la hora de construir un discurso narrativo que nos seduzca o embelese desde principio a fin no es muy habitual en los tiempos que corren, salvo contadas excepciones. Así, una obra tras otra, y excepcionalmente, Francisco López Barrios (Granada, 1945) consigue deleitarnos con la pureza de su narrativa, como de lo nuevo lo hace con su último libro, de largo e ingenioso título: La caza, captura y muerte de la abuelita hispánica, en una casa de lujo de una ciudad de lujo, sometida a la más rigurosa de las democracias y repleta de padres honestos y niños felices. Arriesgado título sin duda y complejo, si nos atenemos a su configuración en el limitado espacio de una portada o cubierta de libro. Pero, también en esto, López Barrios ha querido mostrar su capacidad imaginativa y su provocadora mirada al mundo que le rodea.

No es la primera vez que me refiero a este narrador, y cuando lo hice en su anterior entrega de relatos El violinista imposible, no pude sino escribir: «En López Barrios es de suma importancia su capacidad creadora, el poder de fabulación con el que nos sorprende siempre, tan diferente de un libro a otro, tan sugestivo y al mismo tiempo complejo en la estructuración y desarrollo de los relatos…». Esto mismo sirve para este libro de tan largo título. El narrador granadino dosifica, como nos tiene acostumbrados, las diferentes temáticas y argumentos, de manera que, como si se tratara de una obra de filigrana, construye sus relatos con tanto esmero del lenguaje, sea a veces grosero o lírico, según el relato en cuestión, que la medida es exacta, precisa, como la mano de un orfebre en la colocación de tan diminutas piezas.

En este libro, compuesto de seis relatos, el tono burlesco o irónico, el humor, el lenguaje, las temáticas y el desarrollo argumental de los relatos se amalgaman para crear una obra trascendente y única, esencial, honda y reflexiva, capaz de sorprender, diría más, de conmover al lector. Estos son los mimbres de uno de los más grandes narradores actuales de este país que, mientras otros aún se empeñan en emular reproduciendo tics usados hasta la saciedad, él indaga, bucea en la memoria y en la realidad propia para trascenderla y crear otra bien distinta y abrevar de ella lo insondable. López Barrios, una vez más, nos invita a comprobar su capacidad de sorprender, de tal manera que en el relato Cosas de hombres, que trata de dos futbolistas y adversarios en el terreno de juego, y que el narrador resuelve, como nos tiene acostumbrados de forma sorprendente; el segundo de los relatos, titulado Éxtasis es, a pesar de su abrupto lenguaje a veces, pero necesario, un homenaje a la juventud, en la que su autor presenta la historia al límite y donde el mestizaje esencia y trasciende la realidad vivida por sus personajes, un ecuatoriano y una española; La noche de terror del terrorista es un relato extraordinario, en el cual su título ya nos proporciona la clave del relato y en el cual López Barrios nos muestra lo mejor de sí mismo, componiendo una historia digna del creador que es y donde el humor y la ironía, el sarcasmo y el bagaje político y cultural de su autor son elementos definidores de una narrativa diferente, muy alejada de los círculos del poder y la ortodoxia literaria española; el cuarto de los relatos, La plata en el espejo (Cuento Sufí) es, del conjunto, quizá el más cercano a lo poético, lo lírico («Deslizó la mirada sobre el alféizar de la ventana y dejó que abarcase desde la proximidad de los huertos y los olivares hasta la lejanía azul del mar en calma»), contado con el oficio que da la experiencia vivida y que fluctúa entre lo real y ficcional, de manera que su aporte al discurso narrativo avala sobradamente el ingenio y oficio de López Barrios; el quinto relato es el que da título al libro, La caza, captura y muerte de la abuelita hispánica, etcétera, etcétera, y en el cual su autor pone toda la carne narrativa en el asador, a sabiendas de que su valentía y provocación tendrá su repercusión en las estrechas mentes, pero que colmará en mucho a los que tienen la exacta consideración de lo que debe es literario, de esa capacidad creativa que solo anida en los mejores escritores, un relato cargado de una sinceridad poco habitual, donde López Barrios se deja llevar por la verdad literaria, la imaginación y fantasía por encima de todo, lo hondo frente a lo banal, la sabiduría frente a la ignorancia, un relato que nos deja a todos un poco tocados, pero por la varita de la magia de su autor; y, por último, Patera (inmigrantes, invernaderos, occidente benefactor, marroquíes, violencia, mafias, etc.), una historia cercana, cálida y escrita desde la maestría a la que nos tiene acostumbrados su autor y en la cual introduce algunos elementos nuevos que confieren a la historia esa chispa, esa luz capaz de alumbrar la oscuridad literaria que algunos se empeñan en mercantilizar de la manera más incomprensible.

Seis historias engarzadas por la excelsa pluma de Francisco López Barrios, que nos devuelve así, la esperanza en la buena literatura, en la palabra escrita como fórmula inequívoca de alcanzar el paraíso que todos deseamos.

Puedes comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios