www.todoliteratura.es

El Quijote

«Oh dulce España, patria querida», Miguel de Cervantes Saavedra

El héroe de Lepanto, «católico y fiel cristiano» (El Quijote, I-XIX), y lector de unas Horas de Nuestra Señora, el 4 de junio de 1593 en Sevilla, no solo afirmó ser «hijo y nieto de personas que han sido familiares del Santo Oficio de Córdoba» (K. Sliwa, Documentos, 262-63), sino también aseveró creer «firme y verdaderamente en Dios y en todo aquello que tiene y cree la Santa Iglesia católica romana» (El Quijote, II-VIII), y estar en Roma, donde «besé los pies al Sumo Pontífice, confesé mis pecados con el mayor penitenciario, absolvió me de ellos, y dióme los recaudos necesarios que diesen fe de mi confesión y penitencia… visité los lugares tan santos como innumerables que hay en aquella Ciudad Santa» (La española inglesa).

«Oh dulce España, patria querida», Miguel de Cervantes Saavedra

Los documentos legales convalidan indiscutiblemente que el comisario del «Rey Católico» quiso emigrar dos veces a América Latina y no solo una vez como lo propagan algunos eruditos erróneamente («Miguel de Cervantes Saavedra quiso emigrar dos veces a América Latina» (eHumanista, 2013). La carta autógrafa, del 17 de febrero de 1582 en Madrid, del autor de El Trato de Argel (1582) remitida «al ilustre señor Antonio de Eraso, del Consejo de Indias de Lisboa», documenta que Cervantes pidió una vacante en el Nuevo Continente, y confesó que se entretenía «en criar La Galatea», la primera novela pastoril (Sliwa, Documentos, 124-25).

Lista de libros recomendados por los visitantes a la caseta de Kumon en la última edición de la Feria del Libro de Madrid

El Quijote, Harry Potter y el Pollo Pepe son los tres libros más recomendados entre los cientos de visitantes a la caseta de Kumon en la última edición de la Feria del Libro de Madrid. Un buen libro puede transformar a un futuro lector. Con este mensaje, Kumon Instituto de Educación de España organizó un sorteo a nivel nacional de dos lotes de 25 libros entre aquellos lectores que recomendaron su libro favorito.

Primera parte

¿Es, por ventura, el Don Quijote sólo una bufonada?
Hernnan Cohen


El discurso de la pastora Marcela (Quijote, 1, XIV), por ser parte de una de las obras más altas de la literatura española y universal, ha sido canonizado, excesivamente barajado, y por ende tiene que ser sometido a una minuciosa crítica. En una época como la nuestra, heredera del criticismo de Kant y gustosa de fascismos, imperialismos, dictaduras y atropellos en nombre de la palabra, es oneroso leer una obra de arte sin que contemos con una visión pertrechada con teorías filosóficas capaces de poner en claro cualquier ideología (metafísica conceptuada). La pastora Marcela, como cualquier persona que habla en público, como cualquier retórico, emitió su discurso ignorando la ideología para la que trabajaba.
  • 1

Desde hace un par de años, no puedo evitar una punzada de tristeza cada vez que me detengo ante cualquier quiosco y observo como las antes sólidas pilas de diarios, no son ahora sino unos desmerecidos montoncitos con apenas siete u ocho ejemplares por cabecera.

¿Sigues pensando que los clásicos son cosa del pasado?

Incluye los títulos: Tres sombreros de copa, Rimas y Leyendas, Bodas de Sangre, El Quijote, La Regenta y Fuenteovejuna

El Quijote, La Regenta, Fuenteovejuna..., grandes clásicos de nuestra historia literaria y obras imprescindibles en los programas educativos de todos los tiempos, ¿han perdido frescura? ¿Sus argumentos han dejado de ser interesantes o actuales? En absoluto. Sin embargo, para que los jóvenes se sientan atraídos por el contenido de estas obras es necesario dotarlas de una imagen más atractiva e incluir textos explicativos que las hagan más accesibles.