www.todoliteratura.es

MIguel de Cervantes

Nuevos documentos aparecidos recientemente apuntan a que nuestro primer escritor -así lo denominó Juan Goytisolo- pudo trabajar como agente comercial a sueldo o comisión

Para relacionar a Miguel de Cervantes con el mundo del vino, en el que podría haber sido introducido de la mano de su amigo Simón Hernández, del que recordemos apadrinó junto con su mujer Catalina de Salazar, a su hijo Juan en Esquivias y con quien pudo viajar a la Mancha en su negocio de compra venta de vinos y especialmente visitaría El Toboso para adquirir tinajas que en esta villa se fabricaban con gran fama, con el fin de destinarlas al almacenamiento del preciado caldo, basta remitirnos al artículo «El ilustrísimo vino de Cervantes» de Alonso M. Cobo publicado entre otros medios por Todoliteratura, o en LaManchaWines.

Los Cómicos de la Legua recalan de nuevo en Almagro, con sus divertidos MicroClásicos, y este año como una actividad más dentro de la programación del prestigioso Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Los MicroClásicos, puestos en marcha por la Fundación Teatro Corral de Comedias, es una de las actividades con mayor éxito de crítica y público y ya en ediciones pasadas acudieron más de 3.000 personas, todo un éxito teatral. Este año podrán verse en el nuevo espacio escénico con el que cuenta el Festival de Almagro, la Iglesia de las Bernardas.

Por Constantino López y Alonso M. Cobo

Uno de los aspectos menos conocidos de la vida de Miguel de Cervantes es que ejerció como espía

Si bien la biografía de Miguel de Cervantes es poco conocida, hay periodos de su vida en que no se tiene constancia alguna durante meses, incluso años, y no sabemos absolutamente nada de sus andanzas. Se sabe muy poco de lo que hizo entre 1568 y 1570. Desde que está en Madrid con López de Hoyos hasta que se incorpora como soldado al Tercio de Miguel de Moncada en septiembre-octubre de 1570, en la compañía de Diego de Urbina en la que se alistó -en compañía de su hermano Rodrigo- para ir a tomar parte a la batalla de Lepanto.

No ha muchas semanas que, viendo yo un partido de fútbol en la televisión, oí cómo el comentarista calificó de “inaudito” un gol de libre-directo ejecutado por un exquisito jugador argentino. El tal había lanzado maliciosamente el balón por debajo de la barrera y ajustado a la base del poste: no por arriba y al ángulo superior, como en él es habitual. Así que cuando oí “inaudito en él” pensé que el comentarista quiso decir “inédito en él”, y lo justifiqué diciéndome que a un exfutbolista no podía exigírsele el habla de un académico. Además, los hablantes de una lengua solemos hacer diabluras con ella, y en ocasiones el uso común sale vencedor frente a la etimología (para desesperación de los puristas).

Por Luis Miguel Román Alhambra

“En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

-La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.” (1, 8)

EL CUARTETO BENENGELI

No es país para lectores el nuestro, pero El Quijote sigue siendo un libro para soñadores. Por lo que tiene de plural y poliédrico, siempre jugando con la ambigüedad y el doble sentido, parece burlarse de todo y de todos al tiempo que abre uno tras otro mil enigmas.

Se ha presentado en la Oficina de Turismo de Castilla- La Mancha, situada en la calle Gran Vía número 45 de Madrid, el libro “La Ruta de Don Quijote”, del que es autor Osamu Takeda, profundo conocedor de la realidad española y residente en nuestro país desde hace más de 50 años. En el acto de presentación intervinieron, junto al autor, Miguel Ángel Martínez Massa, Director de la Cámara de Comercio Hispano Japonesa y el Consejero de la citada cámara, Francisco Garde.

El facsímil de la primera edición (Primera parte, 1605, Segunda parte, 1615), del libro Don Quijote de la Mancha, de la editorial Millennium Liber, ha ganado el Premio Lázaro Galdiano, un galardón instituido por el Gobierno de Navarra que reconoce la calidad en la edición de libros de arte de arte. El premio El premio se ha fallado en el Museo LázaroGaldiano de Madrid.

El 19 festival Clásicos en Alcalá lo aborda en un taller

En la España del Siglo XVI, las ciudades españolas contaban con una población de raza negra producto de una nueva fase en la historia de la esclavitud. El teatro barroco reflejó esta presencia, a menudo creando estereotipos. Hasta tal punto que, si bien Othello es el personaje dramático más renombrado del teatro clásico europeo, es en la literatura española donde el negro tiene una mayor importancia desde el siglo XIV hasta el siglo XIX. Autores como Lope de Vega, Cervantes, Andrés de Claramonte y Moreto, entre otros, han dibujado, dentro de sus particulares tramas, la imagen del negro.

Una inscripción de 1618, existente en Alcázar de San Juan, sirve de base para recordar un episodio de la vida de Miguel de Cervantes

En el lienzo norte, el orientado hacia la Plaza de Palacio, del Torreón del Gran Prior de Alcázar de San Juan se conserva un documento epigráfico singular. Se trata de una inscripción en piedra que conmemora el impulso constructivo del entonces Gran Prior de la Orden de San Juan, el Príncipe Emmanuel Filiberto de Saboya. Está situado bajo el escudo de los Austrias y sobre la ventana cuadrada de la planta baja.

El profesor José Manuel Lucía Megías, uno de los cervantistas más reconocidos a nivel internacional, pone fin a su trilogía biográfica cervantina con la publicación de "La plenitud de Cervantes", esperada entrega dedicada a los últimos años de la vida del gran genio literario en la que se desvelan éxitos y fracasos, dejando de lado la imagen romántica de un autor que realmente no fue entendido ni apreciado en su época, al que sus contemporáneos marginaron y que nunca buscó en la escritura un medio de vida, pero que transcendió la literatura de su tiempo.

Por Alonso M Cobo

Miguel de Cervantes Saavedra era un gran entendido en vinos, muestra de ello son las numerosas citas que de esta bebida encontramos en sus obras, además de varias de ellas en el Quijote, también habla del vino en El Coloquio de los Perros, cuando decía «ahora salta por el licor de Esquivias famoso a la par del de Ciudad Real, San Martín y Ribadavia».

Primera parte

El arduo trabajo de zapa en la cripta de las Trinitarias tenía un sentido: más que los restos del Ingenioso Hidalgo, encontrar el camino de regreso a su geografía mágica, a través de los laberintos de la Cueva de Montesinos. La aventura manchega comenzó en un puerto de mar adentro. Se llamaba Puerto Lápice para decirnos que cada uno de nosotros ha de escribir su propio libro. El libro de su vida. El que te convierte en hijo de ti mismo. Hijo de ti. “Hijo-te”. Quijote. Estas son apenas las claves iniciales de una peripecia interior cuajada de molinos y gigantes. Cinco siglos después Don Quijote no deja de cabalgar a la conquista de la Civilización del Vértigo.

Miguel de Cervantes encontró el lugar perfecto donde esconder un secreto: a la vista de todo el mundo

Durante cuatro siglos, millones de lectores han disfrutado del Quijote sin saber que un poderoso secreto, un anhelo instaurado en la mente del ser humano desde los albores de la civilización, se oculta entre sus líneas. Descubriremos este secreto a través de los principales escenarios reales del Quijote y las pistas ocultas entre sus páginas.

El imaginario encuentro en la Real Prisión de Sevilla de Cervantes y William Shakespeare, en una entrevista en la que ambos se nutrirán de la mutua inspiración para crear el germen de sus obras más importantes: El Quijote, Romeo y Julieta, Hamlet…