www.todoliteratura.es

Luis García Jambrina

Dos de cada tres españoles (65,7%) ha descartado irse de vacaciones por el coronavirus. El 85% de los desplazamientos se harán a destinos nacionales y principalmente en transporte privado, según indica el Barómetro Turístico Braintrust. En Nubico han realizado una selección de 11 libros para que recorras España sin mascarilla ni distancia de seguridad.

Autor de “El manuscrito del aire”

Cuando hace poco más de diez años Luis García Jambrina rescató a Fernando de Rojas, autor de La Celestina, como protagonista de una novela no sospechaba el éxito que iban a tener sus obras sobre tan enigmático escritor y famoso pesquisidor. Ahora llega una nueva entrega de su tetralogía “El manuscrito del aire” con el que da un salto a América para contar el comportamiento de los conquistadores en el nuevo continente y el choque entre culturas.

El manuscrito de fuego” es la tercera novela del escritor zamorano Luis García Jambrina que tiene como protagonista a Fernando de Rojas, el conocido autor de La Celestina.

Una apasionante novela inspirada en un acontecimiento histórico que pudo cambiar el rumbo de España y de Europa: el atentado sufrido en Barcelona por el rey Fernando II de Aragón

Un año decisivo: 1492.
Dos ciudades singulares: Granada y Barcelona.
Tres mujeres extraordinarias: Beatriz Galindo la Latina, dama de la reina; Catalina de Dalt, una noble ambiciosa y sin escrúpulos; y Sara Dertosa, una joven judía con un destino incierto. La pregunta no sería ¿quién quiso matar al rey Fernando el Católico?, sino, ¿había alguien en la corte que no tuviera motivos para hacerlo?

  • 1

Luis García Jambrina firma "El manuscrito del aire", la novela más ambiciosa y comprometida de la serie protagonizada por Fernando de Rojas.

¿Quién mató al bufón de Carlos V? La investigación de un crimen real y sin resolver del siglo XVI que sacudió a la corte imperial española. Luis García Jambrina da con las claves de tan peculiar crimen en "El manuscrito de fuego" que ahora publica la editorial Espasa.