www.todoliteratura.es

"La leyenda del ladrón", de Juan Gómez-Jurado

Juan Gómez-Jurado ha escrito una novela apasionante sobre el Siglo de Oro español
jueves 23 de octubre de 2014, 13:23h
La leyenda del ladrón
La leyenda del ladrón

La editorial Planeta ha publicado la última novela de Juan Gómez-Jurado, La leyenda del ladrón, que nos transporta al Siglo de Oro para narrarnos las aventuras y desventuras de alguien a quien se lo han quitado todo, pero cuyo optimismo le exhorta a seguir adelante aunque todo esté en su contra.

Prepárense a ser transportados a la Sevilla del siglo XVI, a un fascinante mundo de mendigos y prostitutas, nobles y comerciantes, espadachines y ladrones. El amor, la pasión y la venganza son los pilares de esta magistral novela de aventuras en torno a un niño salvado misteriosamente de la muerte, que crecerá para erigirse en la última esperanza de los desfavorecidos. El destino de Sancho y el de quienes le rodean hunde sus raíces en los secretos orígenes de la literatura. Su historia les cambiará para siempre. Antes de comenzar a desgranar los múltiples factores que hacen a esta novela una inmensa obra de arte, tengo que reconocer que siento una especial debilidad por las novelas históricas ambientadas en el siglo de Oro español, pero mi preferencia hacia este tipo de novelas no va a nublar ni un ápice la verdad acerca de La leyenda del ladrón.

En primer lugar, los personajes están muy bien elegidos y logran retratar de manera fidedigna a los diferentes estratos en los que se dividía la sociedad de la época. Sin ir más lejos, Sancho, el protagonista, es un hombre joven que ve cómo todo cuanto tenía se esfuma y desaparece de su vida como arena resbalándose entre sus dedos, pero no una, sino varias veces. Las más diversas circunstancias destruirán los cimientos que sostienen y dan sentido a su vida (como sucedía muy a menudo en esta época), pero al final acaba aprovechándose de su desgracia para salir adelante prácticamente sin ningún apoyo.

Otros personajes muy importantes son los grandes escritores que realizan el papel de las figuras paternas de Sancho: Cervantes y Shakespeare (quien pudo estar en Sevilla por la época en la que transcurre la acción debido a que la trama se sitúa en los años perdidos del literato inglés). Ambos no son retratados como las leyendas en las que posteriormente se convertirían, sino que son descritos sencillamente como hombres, por mucho que nos cueste imaginarnos a Cervantes enarbolando una espaday marchando como comisario al frente las patrullas sevillanas o a Shakespeare haciendo papeles de árboles o rocas en obras de teatro sin la menor relevancia o escribiendo sin encontrar las palabras con las que construir su novela.

Por otro lado, la ambientación de la novela y la recreación de las circunstancias sociales y económicas propias de la época miran de tú a tú a la realidad de aquellos momentos (que para eso Juan Gómez-Jurado se pasó tres años documentándose para esta novela, tiempo que, en mi opinión, ha sido muy bien aprovechado pese a que luego la novela, por sus geniales características, se termine a los tres días como en mi caso, porque no pude soltarla en ningún momento). De este modo, podemos ver cómo la justicia está corrupta por dentro sin que ninguna medida ponga soluciones; cómo la mala gestión de unos pocos la terminan pagando los más débiles; cómo la especulación logra reducir las ventajas que se habían ido consiguiendo, cómo gran parte de la población no tiene trabajo... ¡Ah, no haber votado al...! Uy, lo siento, es que es una situación bastante familiar que muestra cómo la historia se repite una y otra vez sin que podamos evitarlo.

Para finalizar, en cuanto al estilo de la narración, hay que destacar que no permite ni un segundo de descanso: desde la primera página ya están pasando acontecimientos que nos van a dificultar demasiado dejar a un lado la novelauna vez la hayamos empezado. Así, la trama muestra unos rasgos de solidez que dan lugar a un argumento impresionante caracterizado por un estilo conciso y dinámico que se adapta a la perfección al ritmo al que transcurre la obra.

En definitiva, La leyenda del ladrónes una aventura épica en la majestuosa Sevilla del XVI muy recomendable que nadie se arrepentirá de leer.

Puede comprar el libro en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+

0 comentarios