www.todoliteratura.es

GALERÍA DE ESCRITORAS SINGULARES
Nawal El Saadawi
Ampliar
Nawal El Saadawi

Una médica escritora en favor de los derechos de las mujeres árabes: Nawal El Saadawi

Por Pilar Úcar Ventura
viernes 20 de agosto de 2021, 19:22h

Nawal El Saadawi nació en Egipto en 1931, su vida y su obra fueron un ejemplo de lucha sincera para la mejora social y humana de las mujeres del mundo árabe y musulmán. Sus libros rompen tabúes y no rehúyen temas controvertidos: la ablación del clítoris, el uso del velo, el matrimonio y el empoderamiento de la mujer.

Hace cinco meses, el 21 de marzo, murió en El Cairo la escritora egipcia, Nawal El Saadawi. Conocida por ser una de las feministas más relevantes de su país, su libro Mujeres y sexo, alegato contra la mutilación genital femenina que ella misma sufrió a los 6 años de edad, -y cuya tortura le acompañará a lo largo de sus años-, provocó una gran polémica. Igual que muchas historias que nos llegan de países casi remotos, su vida, digna de ser llevada al cine por su ejemplaridad, está jalonada de constantes sobresaltos profesionales y personales. Ocupó diferentes cargos oficiales en instituciones gubernamentales y políticas muy relevantes dedicadas a la salud pública y a la educación de las mujeres. Tres veces casada y tres divorcios.

Especialista en psiquiatría empezó como médica rural y allí se curtió en los problemas y las dificultades de las mujeres que vivían en poblaciones alejadas de las ciudades; todo ello lo recogió en el libro Memorias de una doctora, que conmocionó al mundo árabe por lo que había de experiencias vividas y observación real.

No lo tuvo fácil para combinar su trabajo con la auténtica pasión: la escritura. Funda y edita la revista Health y publica Women and Sex y de nuevo la controversia y el escándalo. La censura cayó encima de estos temas impensables en la sociedad egipcia. Se quedó sin trabajo y se exilió. Esta situación de apátrida y de enajenación acentuó más si cabe el deseo de gritar todo lo que había conocido en su tierra.

Después de realizar diferentes viajes decide volver a Egipto para dedicarse a escribir. Al oponerse a la firma de los Acuerdos de Paz de Camp-David, es encarcelada y narra su historia en Memorias de la cárcel de mujeres, publicada en árabe en 1983.​ No escatima detalles para describir ese tiempo de extrema dureza e injusticia entre rejas. Aprovechó papel higiénico y de liar para plasmarlo. Juzgada y acusada de instigar a la revolución por su ideología marxista, saldrá en libertad tras la muerte de Anwar el-Sadat.

Estamos a principios de los 80 y la escritora, firmemente convencida de su misión activista, funda la Asociación Solidaria de Mujeres Árabes; su deseo fue el de visibilizar a la mujer árabe y musulmana y hacerla partícipe de la sociedad. El régimen egipcio clausura dicha organización. Su fama era imparable y su prestigio como profesional comprometida crecía más allá de su país. La presión política y la censura se cernían siempre sobre ella en cada uno de sus intentos por restablecer sus ideales. Exiliada en Estados Unidos ante las amenazas de muerte, imparte conferencias en universidades para dar a conocer la situación de sus compatriotas. Todo un batallar en pro de la libertad de prensa y los derechos fundamentales. No se privó de nada: obras vetadas, acusada de apostasía por sus declaraciones sobre el Islam; su persona, su trabajo y sus escritos estrechamente vigilados y puestos en tela de juicio.

Gran debate social suscitó su candidatura a la presidencia de Egipto; predicaba con el ejemplo hasta sus últimos días y no le arredraban temas como la violencia y el abuso ejercidos contra las mujeres.

Sus libros están llenos de imágenes luminosas y terribles, esperanzadoras y fúnebres. Todo un contraste, como la vida misma. Posee una técnica descriptiva muy plástica; relatos autobiográficos, escenas que superan el marco real y con sus páginas traspasan mundos. Utiliza la ficción y fabula con un trasfondo costumbrista lleno de veteranía. En su expresión se palpa la destreza de una literatura hecha realidad.

Destacan sus títulos: Mujer en punto cero, La caída del Imán, La inocencia del diablo, Dos mujeres en una, La cara oculta de Eva.

Premiada por su labor social y literaria, posee un reconocimiento internacional.

Hoy, más que nunca, en estos momentos tan convulsos para muchas muejres, releer su legado, alimenta y promete un futuro más despejado, un horizonte más amplio.

Puedes comprar sus libros en:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios