www.todoliteratura.es

narrativa corta

Decía el humorista británico Winston Churchill, o ¿fue Primer Ministro de su Graciosa Majestad?, ahora no recuerdo bien, que “una broma es una cosa muy seria”; este ganador del premio Nobel de Literatura de 1953 era un tío muy cachondo, llevó a su nación a la guerra y la broma que le gastó el destino fue que en las siguientes elecciones le dieron los votantes británicos una sonora patada en su orondo trasero que lo enviaron a la oposición a seguir opositando. Aunque también fue una sonora broma la concesión del Nobel por una pandilla de borrachos profesores suecos, que no suelen dar una a derechas, después de la consiguiente juerga anual.

Diluvio personal como forma de empapar el mundo a través de una lluvia imaginaria y profética sobre el mundo y sus emociones. Diluvio personal como agua purificadora que limpia, pero no borra, las aristas de la vida y los sentimientos, pues estos permanecen unidos a nuestra piel de una manera indeleble.
  • 1

Este 29 de mayo aterriza por primera vez en España "La sabiduría del corazón" (1941), de Henry Miller, una reunión inédita de algunos de sus mejores relatos y ensayos.

Si las lecturas demasiado masculinas nos cargan, entonces mejor que no leamos "A Lucky Man (Un hombre con suerte)" de Jamel Brinkley. En cambio, si somos capaces de sobreponernos a la aparente toxicidad de estas nueve historias en las que la mujer a veces puede verse retratada como un objeto, entonces nos daremos cuenta de que la masculinidad, o mejor dicho, la búsqueda de esta es, precisamente, el hilo conector que las une.