• Diario Digital | Martes, 21 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 18:33

UNA PRESENTACIÓN DE LUJO PARA UN LIBRO DE LUJO

“Rulfo. Cien años después” se presenta con un lleno absoluto en la librería Cervantes y Cía

Se ha presentado con gran éxito de público el libro “Rulfo. Cien años después”, antología dirigida por Mayda Bustamante en la que han colaborado veintitrés escritores de diversas partes del mundo pero con un denominador común: su amor por Juan Rulfo, él que para muchos lectores es el mejor escritor del siglo XX, aunque un poco vago, todo hay que decirlo porque su producción, por desgracia, se limita a tres libros, aunque uno de ellos, Pedro Páramo, es una de las novelas más leídas del mundo y todo un hito en la historia de la literatura mexicana.

Diana Balboa, Edgar Borges, Víctor Vegas, Javier Velasco Oliaga, Jorge Freire, Mayda Bustamante, Mercedes de Diego y Juan Patricio Lombera
Diana Balboa, Edgar Borges, Víctor Vegas, Javier Velasco Oliaga, Jorge Freire, Mayda Bustamante, Mercedes de Diego y Juan Patricio Lombera
“Rulfo. Cien años después” se presenta con un lleno absoluto en la librería Cervantes y Cía

Marifé BolañosJavier Velasco Oliaga

En la presentación que se llevó a cabo en la librería Cervantes y Compañía estuvieron presentes siete de los veintitrés autores que han participado en esta antología: Marifé Santiago BolañosJorge FreireEdgar Borges, Víctor VegasJavier Velasco Oliaga, Mercedes de Diego y Juan Patricio Lombera. En el acto participaron dos actrices del Instituto Universitario Alicia Alonso, Patricia Sevilla y Vanesa García, que tuvieron a su cargo la lectura dramatizada de unos fragmentos de Pedro Páramo.

La editora hispano-cubana quiso recordar con sus nombres propios al resto de los escritores que han  participado y que han contribuido con su presencia a que este libro se convierta desde ya en referencia para conocer mejor la obra de Rulfo. En la antología han participado ocho escritores españoles, un chileno, tres mexicanos, cuatro cubanos, dos venezolanos, tres argentinos y dos costarricenses.

La pintora cubana Diana Balboa ha sido la encargada de realizar la portada del libro. En la misma ha sabido reflejar a la perfección esa Comala caribeña, llena de colorido y belleza. El libro incluye un estudio pormenorizado de todos los relatos incluidos en el libro realizado por la escritora argentina Liliana Díaz Mindurry. También hay un extraordinario prólogo poético de Francisco Garzón. El diseño del libro ha corrido a cargo de  Roberto Carril Bustamante.

Después de la lectura dramatizada de un fragmento de Pedro Páramo, la escritora y profesora universitaria Marifé Santiago Bolaños leyó su cuento “Un tal en el invierno” y contó su vinculación con el gran escritor mexicano. Posteriormente, fueron interviniendo los seis autores restantes, dando cada uno de ellos su visión particular del mundo de Juan Rulfo.

Jorge Freire hizo un canto a la desesperanza, su relato “Impresión, sol naciente”, tiene mucho de la atmósfera rulfiana, la arenosidad de su prosa quedó patente en su breve pero acertada intervención. Víctor Vegas nos recordó el por qué Rulfo no escribió muchos libros: la muerte de su tío Celerino. “Se murió y se quedó sin nadie que le contase historias extrañas”, apuntó. Javier Velasco Oliaga nos propuso un viaje con Rulfo por los cementerios de México D. F., con su colorido que no tienen nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en España. Rulfo con voz cascada y tosiendo le explicó al autor madrileño lo que para él significaban los cementerios y, por supuesto, los muertos.

Tomaron posteriormente la palabra Mercedes de Diego que evocó sus primeras lecturas de Juan Rulfo y las que ha tenido que hacer para escribir su relato, para la escritora Rulfo es un maestro en el arte de conjugar la vida y la muerte. Juan Patricia Lombera, el único autor mexicano presente en la presentación, habló sobre la relación de Rulfo con la Revolución mexicana. Recordó que Rulfo fue un militante anti revolucionario o, más bien, contrario de la deriva que tomó la Revolución. Quizá, sólo Lázaro Cárdenas se libró del sino corrupto de un país que tiene en sus genes ese mal tan común en el mundo entero.

Concluyó el acto el venezolano Edgar Borges de manera breve, como breve es su relato incluido en la antología. Reflejó que la literatura de Rulfo se puede traspasar a imágenes y su relato es, precisamente, una imagen de la sensación de muerte que nos transmite el genio mexicano. Una sensación que todos los autores han sabido plasmar en esos cuentos donde Rulfo llega a ser un protagonista salido del cementerio o un fotógrafo puntilloso. También los protagonistas de sus cuentos asumen un nuevo rol y vuelven a convertirse personajes de estos nuevos relatos. Un libro para los que se deleitan con la literatura.