www.todoliteratura.es

Aforismos

Editorial Polibea, Madrid, 2019

Carlos d´Ors (San Sebastián, 1951) publica su última entrega lírica, Cómo son, en el número 78 de la emblemática colección de poesía “el levitador” de Editorial Polibea, que dirige Juan José Martín Ramos. El libro, que lleva por subtítulo “Retratos gnómicos y dibujados para escritores”, es un conjunto de noventa y nueve aforemas y dibujos del propio autor, inspirados en la vida y obra de escritores y escritoras de los siglos XIX y XX que han marcado el devenir vital e intelectual del autor, desde Rafael Alberti a Stefan Zweig, ordenados alfabéticamente. Les precede un prólogo firmado por el poeta Enrique Gracia Trinidad, que hace un retrato del amigo que rinde tributo a sus maestros.

Amargaord, 2018

Inspirado por una exposición pictórica que ofreció el ya desaparecido y emblemático espacio cultural valenciano Café Malvarrosa, Roger Swanzy (Texas, 1963) compuso su primer libro hasta la fecha, una colección de aforismos titulada "La gota infinita del deseo" (Amargord, 2018). Inducido a la intuitiva creación y quizá somatizado por la arquitectura cromática de los artistas plásticos Salva Nebot y Ximo Amigo en 2014, este traductor y licenciado en Literatura Inglesa sometió a la síntesis y demás formalidades del aforismo todas sus ocurrencias.

Con el acertado título de "Suma breve. Pensamiento breve reunido (2001-2018)", escrito por Miguel Catalán González (Valencia, 1958), filósofo, pensador y aforista, la editorial Trea ha publicado este magnífico volumen que reúne toda la obra breve del autor.

En "Crudeza", su cuarto libro de aforismos, el autor nos acerca, de una manera cristalina, a un mundo presente lleno de interrogantes que se divisan desde la atalaya del pensamiento.

Si el aforista escribe: “La autobiografía convierte al otro en protagonista” podríamos considerar que estamos ante la escritura de un autor en algún modo desafiante o provocativa (en cuanto que la ‘contradictio in terminis’ que encierra exigirá del lector la demora necesaria en el entendimiento, la ironía precisa a fin de deslindar los significados interiores, la capacidad crítica que le otorgue una aproximación sutil a aquello que, tal como está expresado, lleva a una cierta zozobra al principio para dejarle luego una clara sensación de verdad una vez haya digerido el auténtico valor de lo expresado, esto es, un viaje al sentido del humor puesto al servicio no solo de la verdad literaria, sino al grado ontológico del aludido”.

Llegué a Carlos Marzal por la poesía, cuando yo buscaba, por las librerías, referentes contemporáneos para saber cómo escribían aquellos que ganaban premios como el Loewe o el Premio Nacional de la Crítica. Pues bien, entre esos escritores estaba Carlos Marzal, escritor ya consagrado y clasificado dentro de una generación, la poesía de la experiencia. Estar dentro de una generación son palabras mayores, significa entrar dentro del olimpo de la literatura, así que debía hacerlo muy bien. Solo tuve que empezar a leer para comprobarlo, y tanto que lo hacía muy bien. Sabes que alguien lo hace muy bien cuando al leer dices para ti expresiones como: “guau” o “genial”, porque sus poemas tienen alta capacidad de emocionar, que es mover tus entrañas o ponerte la piel de gallina. La emoción es lo que persigue el arte y la mayor parte de las veces viene dada por la intensidad de la obra en cuestión: intensidad propiciada por la belleza de la forma; intensidad conseguida por las ideas que transmite; intensidad por el dolor o la alegría en una historia que vivió otra persona y está contada de forma que nos conmueve.

El poeta donostiarra estuvo acompañado de un nutrido grupo de nuevos poetas del sello Verso & Cuento

Karmelo C Iribarren acaba de publicar en el sello Verso & Cuento su antología poética “El amor ese viejo neón”, una colección de poemas y aforismos que ha reunido en un breve pero contundente volumen. Como si de una estrella de rock se tratase ha querido añadir un puñado de poemas inéditos, tal y como hacen los cantantes en su Grandes Éxitos o antologías. Además, han escrito para él algunos de los poetas que publican en su mismo sello.

Acaso sea uno de los ejercicios literarios más difíciles el que viene practicando (cultivando, en el mejor sentido) el autor Fernando Menéndez por cuanto elegir el texto breve comporta un riesgo doble: decirlo bien, y hacerlo en pocas palabras.

Zadar eds., Madrid, 2019

Si algo caracteriza la escritura de Ricardo Martínez-Conde es su forma elegante y el escrupuloso respeto con el que asume la idea ‘otredad’, en el sentido que la entendía E. Lévinas: ser-para-el-otro. O lo que es equivalente en literatura. Escribir reconociendo siempre al Otro, el lector, ese destinatario al que Ricardo Martínez considera el segundo protagonista y re-creador de la obra. Dogma personal que no deja de exponer en algunos de los once breves ensayos que conforman “La invención del espejo”, libro publicado recientemente y que acrecienta la nutrida y diversa bibliografía del autor, reconocido escritor en gallego y castellano, poeta, aforista, ensayista y crítico literario.

¿Qué es un aforismo sino pensar bellamente y de forma concisa, añadiendo fulguración a la ideación? Se trata de decir mucho con poco, valiéndose de la capacidad sugeridora de la poesía y de la capacidad analítica de la filosofía. Esta mixtura planta cara a los estándares preestablecidos porque rompe los rígidos encuadramientos de los géneros y encuentra ubicación en lo fronterizo. Ese lugar de contacto donde el intercambio genera riqueza de sentidos.

La Isla de Siltolá, 2018

Leer a Juan Ramón Jiménez es siempre un grato ejercicio intelectual. Su poesía o su prosa nunca dejan indiferente a quienes se adentran en ellas. No en vano el gran escritor andaluz construyó una obra extensa y sobresaliente que en las postrimerías de su vida le hizo merecedor del premio Nobel. Una obra diversa, heterogénea, pero unida por un quehacer literario asumido como experiencia vital. Una obra singular, personalísima, como quizá la definiría el propio poeta, para cuya elaboración su autor emplea diversas formas de expresión, entre ellas el aforismo.

El escritor norteño Ricardo Martínez-Conde publica en la editorial Trea su nuevo libro "Por el camino", una colección de aforismo que tiene como eje vertebrador el gusto del autor por los viajes, tanto interiores como exteriores. La soledad y el silencio son la esencia de un poeta que se fija en la trascendencia del momento y lo describe con trazo certero y mayestático.

Max Aub murió en su casa de México cuando preparaba el tapete verde y la baraja para iniciar una partida de naipes con unos amigos. Su afición al juego, por tanto, está más que acreditada.

El poeta habrá de aguardar un poco más; habrá de ser el último, el que cierre la puerta (como hace la muerte, para nuestra armonía).

“Todo estado del alma tiene su propio signo y expresión, igual que la inocencia, a la que nunca alcanza la culpa; ahí veis lo difícil que es parecer original sin serlo” Este texto, breve como buena parte de la obra que le ha hecho famoso no solo entre los lectores, digamos, comunes, sino entre grandes escritores, desde Mann a Nietzsche, desde Canetti a Cioran, responde, curiosamente, a la inteligencia de un científico que, entre sus aficiones, había adoptado la tarea de confeccionar un almanaque al que añadía, a modo de consideraciones ético-morales, reflexiones que, en clave irónica –él, que cultivó el sentido del humor- equivalían, en ocasiones, a una especie de máximas de uso y siempre, desde luego, a brillantes críticas de lo tenido como real en actitudes y comportamientos.