www.todoliteratura.es

libertad

GALERÍA DE ESCRITORAS SINGULARES

La necesidad de gritar su libertad más allá de convencionalismos particulares y sociales la abocaron a la soledad y a la pobreza. Su prolífica obra ejemplifica la agonía femenina y el deseo vital de lucha de la mujer en un mundo inflexible.

Coincidiendo con el Día Internacional de la Niña, el próximo 11 de octubre, se publica el libro electrónico que se puede descargar gratuitamente en la web sobre "Mujeres que lucharon por la igualdad" para que las niñas, los niños y la sociedad en su conjunto sepan que hay referentes en los que fijarse y que al igual que ellas, todas las niñas pueden luchar por elegir qué hacer y cómo vivir su vida y que la igualdad es un derecho, no un privilegio.

Desde que comenzó la pandemia, nos hemos tenido que acostumbrar a nuevas formas de relacionarnos. Lo bueno es que nos hemos globalizado y se nos ha dado la oportunidad de relacionarnos con personas de todo el mundo. En mi caso, ha sido el escritor, poeta y articulista internacional nicaragüense Carlos Javier Jarquín, quién me ha dado ese empujoncito que me faltaba, ya que, en menos de un mes, me ha invitado a tres eventos literarios con distinguidos escritores y poetas de distintos países.

No dudo que dos de los agraciados por los ripios del rapero Pablo Hasél, como Patxi López –“Merece que explote el coche de Patxi López”- o Mario Vaquerizo –“El universo es esquizo, qué diablos hizo para que surgieran engendros como Mario Vaquerizo”- estarán encantados ante la premura con que nuestro Gobierno y doscientos artistas íntimos del ilustre pegamoide, como Almodóvar o Javier Bardem, han reaccionado ante su condena solicitando una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión.

Un credo: la vida. Una condición: sin límites. Una prisión: Roma. Un refugio: el amor… «Roma… era el único lugar donde podría vivir. Si pienso en esos años, sin embargo, apenas consigo ver con nitidez unas cuantas caras, unos cuantos hechos, porque Roma tiene en sí misma una ebriedad particular que abrasa los recuerdos. Más que una ciudad, es una parte secreta de ti, una fiera escondida. Con ella, no hay medias tintas, o le tienes un gran amor o debes marcharte, porque eso es lo que la dulce fiera exige, ser amada.»

La Sociedad Cervantina de Alcázar está llevando a cabo una actividad en la que los participantes eligen un pasaje del Quijote o de cualquier obra de Cervantes y envían un vídeo con su lectura

SALÓN DE LECTURA

Hora es de llamar a las cosas por su nombre. En la literatura como en tantas otras cuestiones de la vida existe un momento en que hay que decir, ¡basta ya! Hasta ahora la poesía española parece obedecer a un solo canon, o, mejor dicho, a un solo gurú, tan poderoso, que nadie se atreve a oponerse a él, a contradecirlo en lo más mínimo, porque ¡ay de aquél que ose a enfrentársele! El silencio será la condena y ya nunca más podrá vivir de sus migajas.

“¿Estás dispuesto a dejar de buscar fuera de ti este momento de descubrimiento?, ¿Qué descubres en el núcleo profundo de ti mismo cuando no está presente ninguna historia de deseos no realizados? ¿Estás dispuesto a detenerte y comprobar varias veces al día si eso que está en el núcleo sigue presente hasta que sepas sin lugar a dudas que siempre está aquí? ¿Estás dispuesto a no estar atado por los relatos, o por nombres o por la historia? ¿Estás dispuesto a estar desnudo ante ti mismo?” (Gangaji)

La novela, el teatro, el guión se pueden edificar con mucho oficio y poco talento. Obligan a parcelar el tema tratado, donde no cabe todo. Estos escritores suelen afirmar que les importan, en especial, sus lectores, cuando lo que resulta sustancial es el texto que se hila con el bagaje de las palabras, aunque lo lea una minoría. Estos escritores demuestran ser incapaces de abarcar el alma, primero el propio y luego el de los muchos mundos que nos afectan. Falsean la artesanía y se mienten a sí mismos.

Sílex Ediciones

La imagen de la cubierta es también del autor: un tendedero con una colada tendida que desprende una paciencia infinita, donde un banco parece esperarte al atardecer o al amanecer. Todo un presagio de la silla cómplice que te espera dentro, una forma de ser y de estar en la vida y en las ideas, pero también en la literatura y en el mundo. 89 relatos/capítulos/artículos (muchos publicados en prensa), más un prólogo de Ernesto Calabuig y “Agradecimientos”. 200 páginas en total. El libro alterna las páginas escritas y en blanco, los textos en las páginas impares y las pares permanecen inmaculadas. La mayoría de los fragmentos/artefactos/ensiemplos solo tienen un párrafo, de unos 20 o 25 renglones en su mayoría, de unos 1100 caracteres aproximadamente y sobre 280 palabras cada uno, con un empaque posmoderno y a la vez costumbrista. Se balancea en un terreno fronterizo y movedizo, a caballo entre el diario, la crónica, la autoficción, lo poético, lo pictórico, lo filosófico, lo periodístico, lo autobiográfico, lo político, lo didáctico, lo moralizante… Este libro es un espacio yoísta que busca o pretende ser una voz colectiva o erigirse en opinión pública, una colada ecléctica (en sus dos acepciones: como ropa tendida, pero también como masa de lava que también expulsa bombas volcánicas) de 89 retazos/retales/prendas/vestidos que como un tendedero existencial pone el autor a secar al sol de los ojos lectores. Es su forma/código de entender el cuerpo ciudadano y la belleza ideal de estar/caminar en el mundo, en este caso en Santiago-Pontones, como paradigma de la España vacía-da y el mundo globalizado posmoderno. Ante todo, Los últimos deseos, es un territorio geográfico y literario, pero también un territorio intertextual y algorítmico, fundamentalmente con “La España vacía” de Sergio del Molino como late motiv que todo lo enmarca, pero a mi entender también con Pedro Antonio de Alarcón, Gerald Brenan y don Juan Manuel. En este libro el autor establece un pacto claro consigo mismo, pero también con el lector, como paradigma del otro, y en cierta medida, tienes la sensación de estar viviendo una inercia que te empuja a pensar que el conde Lucanor estuviera hablando con Patronio sobre sus reglas, sus valores, su pensamiento, su mirada, sus deseos de simetría y orden hasta convertirse en un relato catecismo de época. Escrito con una prosa brillante que engancha y seduce es un libro de ágil y amena lectura.

Ediciones Akal
Napoleón Bonaparte es un hombre del siglo XVIII y, sobre todo, del esplendoroso siglo XIX. En el texto de la obra el “Emiliode Jean Jacques Rousseau, parece que se adivina la futura llegada imperial y autocrática de Napoleón I “el Grande”, y la desaparición de las anquilosadas monarquías europeas, la referida a Francia es paradigmática.

Ken Follett acaba de presentar su nueva novela. Lo hizo este pasado jueves en rueda de prensa online para los medios de habla hispana. La nueva novela de Follett no es como en otras ocasiones una novela histórica, aunque ha mirado hacia atrás en el tiempo para hilvanar "Nunca" (Plaza y Janés), un thriller con tintes apocalípticos donde se dan cita un alto cargo del gobierno chino, la presidenta de Estados Unidos, agentes de inteligencia o un grupo terrorista. La acción nos llevará desde los Estados Unidos a Asia pasando por el Norte de África.

Una historia de amor y ternura

Distribuida por Filmax, se estrena el viernes día 12 de noviembre la película “Pan de limón con semillas de amapola”, coescrita y dirigida por Benito Zambrano, una historia de amor y ternura.

Uno de los títulos más sucintamente ajustados al contenido de la obra es, sin ninguna duda, el de la implacable novela de Coetzee. Dedicaré este artículo a un asunto que ya ha aflorado en entregas anteriores, de modo explícito o en filigrana, y que consigno ahora en forma de pregunta directa: ¿Debería seguir siendo en el futuro, como parece haberlo sido en el pasado, misión principal de la literatura la de reflejar los aspectos más problemáticos, sórdidos o desagradables de nuestra experiencia? Es decir, ¿debe la literatura, sobre todo y ante todo, reflejar la desgracia?

Presidente del Club Le Carré, acaba de reditar la novela de espionaje “Vía muerta”

Fernando Martínez Laínez lleva varios años empeñado en popularizar el género de la novela de espionaje en España. Para eso, fundó junto a José Luis Caballero el Club Le Carré. El próximo 16 de noviembre, dicho club, ha organizado el I Congreso de Escritores de Novelas de Espionaje en Andorra. Un evento donde se juntaran los mayores especialista del género y que promete que sea sólo el comienzo de una larga andadura y recordando a la película "Casablanca" el comienzo de una larga amistad con el género.

“Una sociedad que lee es una sociedad mejor”, afirmó Juan Creuheras

Ya van unos cuantos años que la editorial Planeta presenta las novelas ganadoras del premio más cuantioso del mundo en el Instituto Cervantes, en esta ocasión debido a las medidas del COVID-19 el acto ha estado un tanto descafeinado porque los autores no se han parado a departir con los periodistas presentes en el acto y han salido casi corriendo como alma que lleva el diablo, quizá azuzados por la bestia.

Con una cuidada edición a cargo del escritor Pedro Menchén, Almud Ediciones de Castilla La Mancha ha puesto en circulación el libro “Mi amistad con Gregorio Prieto” de Pascual-Antonio Beño.

"Víctor Català no sólo enfrenta al lector a sí mismo, sino que le recuerda su responsabilidad en el mundo que habita"

Aunque muchos letraheridos lo saben, es importante decir desde el principio que Víctor Català es, fue, una mujer: Caterina Albert (1869-1966). Y que si se escondió bajo un nom de plume masculino (y no fue la única), es porque ese manto le daba libertad y hacía posible que su obra fuera publicada sin injerencias paternalistas y que llegara a un público más amplio. Un público que debería crecer aún más gracias a La púa de rastrillo (Club Editor), 11 relatos que nos descubren a una escritora potente, compleja y valiente. Hablamos con Nicole d’Amonville Alegría, que firma la traducción.

Autora de “Resurrecta”

Innumerables artistas han cantado a Lisboa. “Lisboa antigua y señorial”, la versión castellana de “Lisboa antiga” ha sido interpretada por autores como Jorge Negrete, Gloria Lasso e infinidad de artistas de toda índole y condición, pero fue su compositora Amalia Rodrigues la que consiguió la grandeza universal a la que toda obra y todo compositor aspira. Recientemente, la escritora hispano-húngara Vic Echegoyen ha cantado a Lisboa en su novela histórica “Resurrecta” en el peor momento de su historia: el terremoto del 1 de noviembre de 1755.

«Oh dulce España, patria querida», Miguel de Cervantes Saavedra

El héroe de Lepanto, «católico y fiel cristiano» (El Quijote, I-XIX), y lector de unas Horas de Nuestra Señora, el 4 de junio de 1593 en Sevilla, no solo afirmó ser «hijo y nieto de personas que han sido familiares del Santo Oficio de Córdoba» (K. Sliwa, Documentos, 262-63), sino también aseveró creer «firme y verdaderamente en Dios y en todo aquello que tiene y cree la Santa Iglesia católica romana» (El Quijote, II-VIII), y estar en Roma, donde «besé los pies al Sumo Pontífice, confesé mis pecados con el mayor penitenciario, absolvió me de ellos, y dióme los recaudos necesarios que diesen fe de mi confesión y penitencia… visité los lugares tan santos como innumerables que hay en aquella Ciudad Santa» (La española inglesa).

En el año 1968 hacia el final de su andadura por problemas de salud de mi padre, volvimos a Sevilla mi mujer y yo. Más tarde, cuando intenté volver a Frankfurt (Alemania), donde teníamos nuestra residencia al intentar renovar mi pasaporte me vi obligado a permanecer en Sevilla al negarme la policía de Franco la renovación del pasaporte. Golpe duro que nos obligó a cambiar nuestro sistema de vida. Todo por escribir en favor de la democracia y la libertad en mis críticas literarias.

Ópera prima del cineasta

Distribuida por eOne, se estrena el viernes día 29 de octubre la película “Érase una vez en Euskadi”, escrita y dirigida por Manu Gómez, ópera prima del cineasta.

A sorbo de pájaro

«La fe es el pájaro que canta cuando la aurora está oscura».

Rabindranath Tagore

Mediar entre el lector —por suerte— anónimo y los poemas de José Antonio Mateo Albeldo, no es tarea fácil. Como no lo es entrar con acierto en el universo de cualquier autor y crecer —o salir indemne— a través de su lectura. ¿Qué se espera de un prólogo? ¿Acaso anticipar y preparar al lector ante aquello a lo que precede? ¿Destripar una intriga, balizar un sendero propicio al peregrino, opinar sin mojarse o hacerlo y proponer una exégesis en la que ni el propio autor había pensado? Soy de la opinión que, a pesar de todo, defiende a este tipo de antesalas literarias como algo innecesariamente necesario. Me explico.

Últimamente Méjico ha celebrado dos importantes centenarios: el V de la conquista de Tenochtitlan por Hernán Cortés y sus aliados indígenas y el comienzo de la colonización de la Nueva España, y el II de la independencia de la República. Para ir calentando la celebración de estas efemérides, su actual presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en marzo de 2019 exigió al rey Felipe VI y al Papa que pidieran perdón por aquella conquista. La Corona española ignoró tan extravagante demanda, pero el Papa Francisco ha accedido a ella.

"La historia en tiempos de pandemia" es una ina iniciativa de la Fundación Villacisneros y la Fundación Órdenes Españolas en la que una docena de prestigiosos historiadores explican cómo se afrontaron las epidemias en el pasado para reflexionar sobre nuestro futuro.

“Estos diarios tienen la maravilla de mostrarnos el escritor en la trastienda”

Se ha presentado en Barcelona la primera entrega de los diarios del escritor valenciano Rafael Chirbes. Su título es “Diarios: a ratos perdidos 1 y 2”. La editora Silvia Sesé ha informado que todavía no sabe cuantos libros saldrán publicados de los archivos que el escritor legó a su fundación. Además, la publicación del libro no ha estado exenta de polémica por el prólogo que ha escrito Marta Sanz metiéndose con el autor.

Alianza, Madrid

Nunca es tarde, nunca es tarde para volver sobre la poesía de Eliot, el autor que ha decantado con tal minuciosidad no solo cada palabra, sino cada significado (apoyándose, bien es verdad, en el conocimiento y las recomendaciones de Ezra Pound) como para que su discurso perviva más allá del propio poeta, tal como es, o ha de ser, esperable de todo artista de verdad. Es el sentido de la trascendencia, esa forma de religión, de re-ligare entre la palabra y el infinito que significa, quede que nos vincula con una cierta forma de eternidad.

  • 1

Tras criticar la orden de detención en su país por “acusaciones infundadas”, el ministro de Exteriores le dijo: “puedes contar con España”
La Caja de las Letras del Instituto Cervantes recibió este lunes los legados del gran poeta Rubén Darío (1867 - 1916), depositado “in memoriam” por el también nicaragüense Sergio Ramírez, y del escritor cubano Leonardo Padura. Presidido por ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, el acto se convirtió en un apoyo expreso y contundente a Sergio Ramírez tras la orden de detención por la Fiscalía de su país (lo que lo obliga a un exilio forzado) y en un canto a “la libertad de pensamiento, de expresión y de crítica” que es la literatura.

El poeta y dramaturgo David Fernández Rivera acaba de lanzar su nueva propuesta poética: Libertad, un volumen que ha sido editado por la firma madrileña Amargord Ediciones y que aúna poesía verbal, visual, fonética y partituras gráficas.

Más allá del mito de Eros y Psique, del destino que nos moldea la vida, o del mundo, que día a día nos destruye con sus falsedades, se encuentra la libertad. Y, también, la proeza de hacerla nuestra. Libertad única e inmutable. Perenne y caprichosa. Aduladora y mágica. Libertad como sensación en forma de viento que recorre las campiñas. Acaricia las flores. Y se deposita en nuestro rostro como una leve caricia. Libertad, que llegado el momento, se funde con el amor. El amor que es sueño, o como diría Calderón de la Barca en La vida es sueño: «la libertad del ser humano es la que configura su vida sin dejarse llevar por su supuesto destino».

El próximo 10 de junio se publicará Una dacha en el Golfo de Emilio Sánchez Mediavilla, obra de no ficción que resultó ganadora del 1.º Premio Anagrama de Crónica Sergio González Rodríguez, en recuerdo del periodista mexicano fallecido en 2017.

Hermoso alegato en favor de la libertad de las mujeres

Distribuida por Golem se estrena el viernes día 6 de marzo la película “La candidata perfecta”, coproducida, coescrita y dirigida por Haifaa Al Mansour, un hermoso alegato en favor de la libertad de las mujeres.

"La defensa, por la libertad": Memoria de España

Película documental que dirige Pilar Pérez Solano (Las maestras de la República) y que cuenta con los testimonios de Manuela Carmena, Óscar Alzaga, Cristina Almeida, Garrigues Walker, Pablo Castellano, Roca Junyent y Paquita Sauquillo.

'La sacerdotisa': mujeres y novela fantástica. La nueva edición de Sexto Continente de Radio Exterior de España contará con la participación de María Vila - Amira Avil y "La sacerdotisa" en M.A.R. Editor.

En tan sólo una semana en librerías, La Esfera de los Libros acaba de poner en marcha la 2ª edición de El rebaño, el nuevo libro de Jano García. Como ya ocurriera con La gran manipulación –el fenómeno pospandémico con 7 ediciones y más de 30.000 ejemplares–, el último ensayo del pensador de referencia para los jóvenes españoles ya se ha convertido en otro bestseller, que encabeza las listas de libros más vendidos, con más de 25.000 ejemplares.

Autor de “Carnaval sin fiesta”

Acaba de publicar Iñaki Ezkerra su octavo poemario, si mis cuentas no me fallan, “Carnaval sin fiesta”. Una obra realizada durante la pandemia, aunque algunos de los poemas incluidos ya los tenía pergeñados de antes. La pandemia ha traído consigo muchos cambios en nuestra forma de vida. El poeta bilbaíno ha interpretado, de una manera muy personal, esas experiencias y sugiere que la mascarilla, que seguimos usando, se ha convertido en una máscara con la que ocultamos nuestros sentimientos e identidad.

Autora de “Los silencios de Hugo”

Acaba de publicar la escritora extremeña Inma Chacón su primera novela “Los silencios de Hugo”. Sí, no me he vuelto loco. Esta novela fue la primera que escribió, pero que no había publicado hasta ahora. “Ya va siendo hora, Inma”, le decía su agente Palmira. Así que, tras innumerables versiones, edita la primera novela que escribió y, curiosamente, en una editorial que nace con su obra, “Contraluz”. “Me encanta hacer cosas por primera vez y ayudar a los que comienzan su carrera”, confiesa la autora en una céntrica cafetería madrileña en una mañana tristona y fría de este otoño que ella sabe calentar con su charla.

Ed. Destino
Estoy perplejo e irresoluto ante esta nueva novela-histórica hispana, y admirado de la cantidad ingente de seguidores que genera ese inexistente y anhistórico concepto denominado como Castilla o lo castellano; que energía demuestran los castellanos desde el año 1230, en que el primigenio infante leonés, Fernando Adefónsez, luego rey Fernando III “el Santo” de León y de Castilla orilló, pisoteó y esquivó, arteramente, el testamento paterno-regio de Alfonso IX de León “el de las Cortes”.

"La identidad nacional es una aventura demasiado personal"
Lorenzo Silva ha presentado en Toledo su nueva novela histórica "Castellano", El escritor madrileño ha realizado con un grupo de periodistas un recorrido por la ciudad imperial donde ha ido mostrando los principales escenarios de su nueva obra. "Por estas calles deambularon y se defendieron el líder de la revuelta comunera Juan de Padilla y su mujer María Pacheco, "la leona de Castilla" que dirigió la sublevación después de la muerte de los líderes comuneros en Villalar", nos cuenta Lorenzo Silva en una parada del paseo.

Hoy, 10 de noviembre, a las 19h MAR Editor presenta La sacerdotisa, obra Finalista del II Premio Villiers de L’Isle-Adam de Novela Fantástica, la nueva novela de Amira Avil, en White Label, en Paseo de la Castellana 168. Será la presentadora la periodista y escritora Isabel San Sebastián.

Nuevo documental de Rolando Revagliatti

Desde hace años, el escritor y psicólogo Rolando Revagliatti viene llevando a cabo una vasta serie de entrevistas a escritores argentinos.* Recientemente salió a la luz su sexto documental, donde recopila respuestas de treinta y una personalidades literarias, de variadas generaciones y diferentes posturas frente al arte de escribir, las problemáticas del mundo actual y el acontecer de la vida misma.

Un libro que trasciende los contornos canónicos de la Movida y de sus vacas sagradas (Almodóvar, Alaska, Rock-Ola, Radio Futura, Nacha Pop…) y, sin olvidarlos, va más allá: en sus páginas se recogen otros muchos nombres que también estuvieron allí y se relatan esas otras movidas que sucedieron mientras la Movida oficial se desarrollaba.

Ed. Herder, Barcelona, 2021

Exilio es una palabra llena de connotaciones significativas que ahondan muy seriamente en el ánimo y el criterio personal. La realidad de ese ‘movimiento trágico’ hunde sus raíces en los terrenos más insospechados (si bien su origen primero se basa en una forma de exclusión, de rechazo).

Amarú Ediciones, Salamanca, 2021
El libro que aquí nos ocupa, Cruzada en España. La Bandera irlandesa del Tercio en la Guerra Civil española, es la decimosegunda entrega de la colección Armas y Letras, una serie promovida por el grupo de investigación “Literatura, compromiso y memoria” de la Universidad de Salamanca, el cual se ha dedicado desde sus orígenes a traducir textos originalmente en lengua inglesa al castellano. Si bien es cierto que esta ya nutrida colección de traducciones ha permitido al público hispanohablante acceder a obras imprescindibles en el campo de la literatura sobre la Guerra Civil española, cabe también mencionar la importantísima labor crítica e investigadora que se despliega en cada número de dicha colección.

Acabo de enterarme de que la Filosofía había sido convertida en una optativa en el cuarto de ESO. Lo que dicho así, suena a pasaje de Sacher-Masoch o de Schnitzler. Y no dudo que la Filosofía pueda convertirse en una tortura según qué profesor de Lógica simbólica te corresponda, pero de erótica tiene poco salvo que se aspire a la expulsión de clase, como servidor de ustedes, cuando especulé sobre la atracción ejercida por el pubis angelical en la deducción escolástica. Y eso que ya había sido publicada En el nombre de la rosa (1980); de lo contrario, no quiero ni imaginarme cuál hubiese sido el castigo.

Una patria, Señor, una patria pequeña como un patio, o como una grieta en un sólido muro. Una patria para reemplazar a la que me arrancaron del alma, de un solo tirón”[1]

Así se lamenta María Teresa León en su “Memoria de la melancolía”, esa autobiografía suya que parece tejida con tiras arrancadas de su propia alma para ir luego hilando cada página. Las suyas son unas confesiones que le brotan de lo más profundo del corazón, un corazón, como ella confiesa “cristianísimo[2]”, que siente como propias las desgracias de los más desfavorecidos: sus privaciones, su incultura, todos los lastres que les han provocado los más poderosos. Por eso al abandonar España experimenta un desgarro que le hace sentirse rota.

La inteligencia del sistema fue el rodearnos con sus tentáculos y hacernos sentir que es inmutable, todopoderoso, su inteligencia radica en que nos vendió “su” inteligencia llevándonos a creer que es el espacio virtual quien alimenta nuestro pensamiento, que orienta nuestro pensamiento, que facilita el pensamiento, que piensa en lugar de nosotros, que multiplica en lugar de nosotros, que entrega digerida la información, que el investigar, el analizar es innecesario y pérdida de tiempo, ese tiempo precioso que nos permite seguir navegando y asimilando las normativas del sistema.

La escritora Isabel Ribau construye un relato fidedigno a la época y revela cómo sucedieron los hechos que derivaron a la situación política y social actuales.

Las huellas de nuestras vidas en ocasiones descansan en la esponjosidad de una nube, o en la piedra que una vez removimos en nuestra infancia y ahora yace en la inmensidad de una montaña perdida. En esos vericuetos de los que no somos conscientes residen nuestras anónimas proezas. Logros que se difuminan con el paso de los días y que, de repente, acuden a nuestros recuerdos para que no nos olvidemos de lo que un día fuimos. El viaje y sus etapas. La vida y sus curvas. El trasunto y sus incondicionales sorpresas.

"Las mujeres fang somos objetos sexuales y productivos para los hombres"

Trifonia Melibea Obono es una joven escritora de Guinea Ecuatorial que escribe sus obras en castellano. Profesora en la Facultad de Letras y Ciencias Sociales de la UNGE de Malabo, además de periodista y politóloga, es una de las más reputadas investigadores sobre temas de mujer y género en África. “La bastarda” es su tercera novela que ahora publica en España la editorial Flores Raras.

Susana Frouchtmann cuenta en "El hombre de las chechas" a historia de Alfonso Laurencic, el hombre que diseñó las checas más atroces de nuestro país, durante la Guerra Civil. Uno de los pocos libros interesante que publica la nefasta editorial Espasa, que tiene el peor equipo de prensa de España.

Debate, Madrid, 2021

Como caso paradigmático de conciencia, es decir, como voz -literaria en este caso- que hubiese de estar respaldada en todo momento por el ejemplo de una opinión de conciencia (de adopción propia, en la realidad, del contenido expuesto) habría de citarse, necesariamente, la voz de este autor que se implicó muy directamente siempre en contra de la brutalidad de la guerra, de toda injusticia y a favor de la libertad.

Pocas Antologías reúnen polivalencia tan intensa como la presente compilación, que concentra la obra de setenta y nueve destacados escritores, poetas y artistas plásticos de seis países, con matiz epidérmico, acentos y coordenadas diferentes; que no se adhieren a una escuela o movimiento en particular, comparten una visión forjada por doscientos años de lucha en pro de los ideales, unidos por la fuerza histórica, social, económica y cultural, que les ha dado una percepción colectiva expresada cada vez con mayor fuerza, pese a los múltiples avatares sufridos, logrando desarrollar su propio arte como insignia de su ideología y razón de ser.