www.todoliteratura.es

crítica teatral

Se está representando en el Teatro Fernando Fernán Gómez de Madrid la obra “Los hermanos Machado”, con texto de Alfonso Plou y dirección escénica de Carlos Martín. Una producción de Teatro del Temple, empresa zaragozana que produce obras de teatro tanto clásicas como contemporáneas con un gran acierto.

Los Teatros del Canal han acogido el estreno absoluto de “Paloma negra (Tragicomedia del desierto)”, la tercera pieza como director de escena del dramaturgo jienense Alberto Conejero y la segunda con su compañía Teatro del Acantilado. Así, de vuelta de girar con éxito con “La geometría del trigo”, quien fue Premio Nacional de Literatura Dramática 2019 estará a la Sala Verde del Canal, hasta el 21 de febrero, una tragicomedia musical que, si bien toma su título de una ranchera, tiene en su corazón La Gaviota de Chejov.

La obra “Amiga”, de la dramaturga y directora teatral rusa Irina Kouberskaya, se estrenó hace un par de años y sigue representándose en el Teatro Tribueñe con gran éxito de público. El texto está basado en un fragmento de la vida de la escritora rusa Marina Tsvetáyeva, la poeta rusa no tuvo precisamente una vida fácil y eso se refleja en el texto de la obra que tiene un fuerte contenido trágico.

"Por los ojos de Raquel Meller" cuenta con una impecable dirección, creación y producción de Hugo Pérez de la Pica es una obra que no se puede dejar de ver bajo ningún concepto.

JO... MUJERCITAS está escrita por Lola Blasco a partir de mujercitas de Louisa May Alcott. Bajo la diestra dirección de Pepa Gamboa, que permite una atención ininterrumpida de principio a fin.

"Eduardo II" es una impecable producción de Ana Ruiz Domínguez, distribuida por Pentación Espectáculos. Los actores, perfectos en sus respectivos personajes, nos hacen olvidar el texto, cosa que se consigue muy pocas veces y es la esencia de la magia del teatro.

Como se pueden imaginar, llevaba varios meses sin asistir a una representación teatral. Afortunadamente, el reencuentro no ha podido ser más espectacular asistiendo al nuevo montaje de “Señor ruiseñor”. La obra se estrenó a comienzos del año pasado en Valladolid, para posterior viajar a Zaragoza y Madrid. En Cataluña la cosa no ha podido ser. “No estamos vetados, pero no nos alquilan los teatros”, declaró en su día el director de la obra Ramón Fontseré.

Quizá no haya nada más sutil que la corriente de aquel que deja las preguntas en el aire con la certeza DE que es él quien maneja la situación y el poder. Ese fariseísmo tan instalado en nuestra sociedad actual es más chirriante si cabe cuando procede de esa falsa progresía que no ha sabido actualizar el discurso del siglo XIX a nuestros días.

El estreno absoluto de Torquemada se produjo el 18 de diciembre y estará en la cartelera teatral hasta el 4 de enero en la Sala Negra de los Teatros del Canal. La obra ha sido dirigida por Juan Carlos Pérez de la Fuente sobre un texto de Ignacio García-May a partir de las cuatro novelas de Galdós sobre el usurero Torquemada que no él inquisidor.

"La importancia de llamarse Ernesto o la importancia de ser honesto", es una obra de imprescindible para todos los amantes del teatro de Oscar Wilde.

El mundo bajo una cúpula negra que cobija a la muerte. El mundo y la muerte encriptados bajo un simbolismo chamánico, espiritual, religioso... Y, bajo esa cúpula negra que representa el mundo, el silencio atronador del folclore, de las tradiciones más ancestrales, de la búsqueda del amor después de la muerte. Una costilla sobre la mesa: madre es el teatro de la contemplación.

Lehman Trilogy. Balada para sexteto…en versión y dirección de Sergio Peris-Mencheta narra con humor el fascinante viaje el ascenso y caída de la familia Lehman.

"Esperando a Godot" es una obra de asistencia obligada para todos los amantes del Teatro.

No hay nada mejor, para contar una historia que trata de ser universal, que hacerlo desde la distancia y, en este sentido, la segunda persona a la hora de narrarla parece la más acertada. La vida de uno a través de otros nos sitúa en un espacio donde no tenemos que atravesar ningún espejo, pues tan sólo, debemos limitarnos a ver, oír y pensar en aquello que vemos y oímos.

¿Qué sería de nuestra memoria si no la pudiésemos nutrir del trabajo de los artistas? Pintores, escultores, actores, escritores y poetas, entre otros, vierten ese último sentir de sus entrañas sobre las turbulentas aguas de la vida por las que, en ocasiones, se arrastran cadáveres anónimos. Cadáveres que son la señal más abominable de las incógnitas adheridas a la ignominia del ser humano; incógnitas que a lo largo de los siglos aún no hemos sido capaces de despejar para llegar a convivir en paz.