www.todoliteratura.es
Javier Santamarta del Pozo
Javier Santamarta del Pozo

Javier Santamarta del Pozo: "La mujer española y la guerra han estado bastante más presente de lo que imaginamos"

Entrevista con el autor de "Siempre estuvieron ellas"

miércoles 13 de marzo de 2019, 09:43h
Add to Flipboard Magazine.
Javier Santamarta del Pozo es madrileño de Chamberí, nació en 1963, siendo bautizado en los Carabancheles. Pese a tan castizos antecedentes, sus primeros recuerdos son los de las arenas de la playa de la Magdalena en Santander, a donde le llevaba su madre. Una mujer que pasó la posguerra teniendo que salir adelante, como en tantas familias, a base de trabajar, estudiar y lo que hiciera falta.
Javier Santamarta del Pozo
Javier Santamarta del Pozo

Colaborador en varios programas de radio, ha pasado por los micrófonos de esRadio, donde entre otras contaría con una sección de Historia; tuvo una sección sobre Literatura en Gestiona Radio; y ha sido invitado habitual de otros populares programas como La Escóbula de la Brújula. Colaborador en el diario Vozpópuli durante años, escribió sobre costumbrismo, arte, libros… pero sobre todo acerca de Historia de España. Colaborador en la revista La Aventura de la Historia. Ha publicado asimismo en el ABC y en El Mundo. En ficción ha participado con el relato «La Catedral» en la obra sobre espías Máximo Secreto. Su primer ensayo histórico ha sido el celebrado "Siempre tuvimos héroes": la impagable aportación de España al Humanitarismo. Es miembro del Ateneo Escurialense y de la Asociación Escritores con la Historia. En la entrevista nos desvela algunos secretos del libro.

En los últimos años ha proliferado la publicación de libros sobre mujeres ¿qué tiene este de especial?

La verdad es que no me había planteado escribir un libro sobre mujeres como tal. A lo largo de los años, estudiando la Historia, una de mis pasiones, he ido descubriendo personas increíbles. Que no se rindieron. Que se adelantaron a su tiempo. Excepcionales en su época. Admirables. Y que son mujeres. Aquí hablo de mujeres luchadoras, pioneras, transgresoras... empoderadas. Poco conocidas o totalmente desconocidas cuando su papel ha sido clave. ¡Cómo no iba a escribir sobre ellas!

Hay a quien aún le llama la atención que sea un hombre quien escribe sobre mujeres...

Habrá a quien todavía pueda parecerle extraño. Yo no soy mujer, nadie es perfecto. Pero reconozco que siempre he admirado y me han fascinado los personajes femeninos de la Historia, muy especialmente los de España. Y como explico en el estudio preliminar del libro, cualquier hombre ha de ser consciente que aparte de patria, tiene Matria. Negarla es tan absurdo como pretencioso.

¿Por qué parece que la Historia solo la hicieron los hombres?

Porque hemos olvidado a tantas mujeres que sí la hicieron. No han sido tan conocidas ni reconocidas como sus homólogos masculinos. Si bien es cierto que hablamos en términos generales de que hombres y mujeres están siempre a una proporción correspondiente al cincuenta por ciento, no menos cierto es que su papel ha sido menos visible, según la histografía más tradicional. Pero visible no es sinónimo de importante. Quien no entienda la importancia de la Mujer en la Historia es que no conoce la misma.

¿Catalogaría "Siempre estuvieron ellas" como feminista?

Este libro es un compendio de féminas asombrosas. Que se adelantan muchas de ellas al concepto de feminismo en siglos. No sé si será feminista. Lo que sí sé es que es claramente reivindicativo, queriendo abandonar esa visión androcéntrica de la Historia de la que venimos hablando y que hemos tenido de manera habitual.

¿Cuándo cifraría usted el aumento de la importancia de la mujer en la sociedad?

Seguramente cuando los medios de comunicación empezaron a ser importantes, y por tanto se empezó a visibilizar la realidad femenina (que hasta entonces sólo había podido ser conocida en libros, y muy especialmente en novelas), y tener la capacidad de una denuncia más eficaz. Como ejemplo está Carmen de Burgos, “Colombine”, la primera periodista profesional española, que desde las páginas de el Diario Universal plantea el tema del divorcio en España en 1903, y desde El Heraldo de Madrid lanzaría una campaña a favor del voto femenino en 1906. ¡Casi nada!

¿Es el caso de las mujeres palentinas en batalla un hecho aislado en nuestra historia o hubo más?

La mujer española y la guerra han estado bastante más presente de lo que imaginamos. La primera almirante de la Historia fue Isabel Barreto en 1595. Está la fascinante historia de la primera infante de marina en el siglo XVIII, la cordobesa Ana María de Soto. María Sagredo luchando luchando contra los moriscos en 1570. En La Coruña María Pita llamando a las armas con su famoso “¡quien tenga honra que me siga!”. O tantísimas mujeres en la Francesada, en la Guerra contra el Francés de 1808, como la Compañía de Santa Bárbara en el sitio de Gerona, integrada sólo por mujeres, o las heroínas de Madrid, de Bailén, de Ronda, de Valencia… Todas ellas increíbles.

La primera corresponsal de guerra profesional y con tal reconocimiento fue para Sofía Casanova

Durante siglos la mujer fue apartada del ejercicio de la medicina. ¿Fue en el siglo XX el comienzo de su actividad o se conoce alguna doctora anterior?

Se conocen tres mujeres que quisieron ser médicos en el siglo XIX, y lo lograron. Aunque las tres se licenciaron, una por problemas administrativos, la tarraconense Elena Maseras, no pudo conseguir el doctorado, dedicándose a la enseñanza. Sus otras coetáneas, la barcelonesa Dolors Aleu, y la leridana Martina Castells, ejercieron la medicina, muy especialmente Dolors, ya que Martina falleció muy joven. Fueron unas pioneras que han llegado a ser reconocidas en la ficción en el personaje de Amelia Folch de la exitosa serie “El Ministerio del Tiempo”.

Podríamos decir lo mismo del periodismo. ¿Fue Carmen de Burgos la primera mujer que se atrevió a ejercer de reportera y corresponsal de guerra?

Ella misma se reconocía como tal, y es cierto que estuvo en la Guerra del Rif de 1909, pero no fue estrictamente una corresponsal de guerra. Pues también Concepción Arenal estuvo acompañando a las tropas durante la Tercera Guerra Carlista. Fueron mujeres en la guerra y que escribieron en y desde ella. Pero el honor de ser la primera corresponsal de guerra profesional y con tal reconocimiento fue para Sofía Casanova, Sus reportajes se leían en La Época, El Independiente o El Liberal, pero pasaron a ser un referente cuando Torcuato Luca de Tena, el director del ABC, la contrata para ser literalmente corresponsal de guerra, cubriendo el frente oriental de la Primera Guerra Mundial o la Revolución Rusa, con una célebre entrevista a Trotsky.

¿Con quiénes nos vamos a encontrar en sus páginas?

He querido que la selección fuera lo más ecléctica posible, para dejar constancia de que la Mujer, así, escrita en mayúscula, ha estado presente en todos los campos posibles, muchos de los cuales parecían acotados a los hombres. Literatas, científicas, inventoras, doctoras, viajeras, reinas... Vamos a encontrarnos con una vascona que gobernará en la España andalusí del siglo X. Y con las primeras doctoras en medicina en el siglo XIX. Con literatas que en el Siglo de Oro se codeaban de tú a tú con Cervantes o Lope. Con corresponsales de guerra en plena Revolución Rusa. Con catedráticas en el siglo XVI, cuatrocientos años antes de que ocurriera tal cosa en otros lugares. Vamos a encontrarnos con mujeres que lucharán contra los hombres a brazo partido, ya sea en la época de la Guerra de los Cien Años, o en la Francesada de principios del XIX. Abogadas reformistas luchando contra la violencia de género en pleno franquismo. O reinas que gobernaron y dieron razón de ser a España mucho antes de la reunificación entre Castilla y Aragón. Inventoras de los libros electrónicos decenas de años antes de que siquiera se pensaran en ellos. O mujeres sin cuya participación la Historia de la Conquista de América hubiera sido muy diferente. En suma, Mujeres de todo tipo y condición que nos llevarán por 1.500 años de nuestra Historia, en una serie de aventuras apasionantes con personajes excepcionales.

De todas las mujeres sobre las que trata en el libro, a ¿cuál la tiene un especial cariño?

Todas me han emocionado de una u otra manera. La modernidad de la viajera Egeria en el siglo IV me ha sorprendido tanto como el feminismo de Mercedes Formica en pleno franquismo. O la fortaleza de Subh la Vascona en la época de Almanzor tanto como el empeño de una increíble inventora como Ángela Ruiz Robles. Pero la historia y personalidad de doña Marina, de la novohispana Malinalli, me ha fascinado. Una mujer a la que había que conmemorar este año del V Centenario de la Conquista de México, sin cuya presencia, inteligencia y valor, creo que no hubiera sido posible tal y como la conocemos. De hecho, la figura de Cortés está tan ligada a ella, que por un nombre fueron conocidos ambos: Malinche.

Puedes comprar el libro en:

Javier Santamarta del Pozo
Javier Santamarta del Pozo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Todoliteratura

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.