www.todoliteratura.es
L. S. Hilton
Ampliar
L. S. Hilton

Llega a España el fenómeno internacional del año, "Maestra" de L. S. Hilton

Un thriller que mezcla la intriga con el erotismo

¿Qué estarías dispuesto a hacer para conseguir tus objetivos? Judith lo tiene bastante claro: lo que haga falta. L. S. Hilton ha escrito el thriller del año, "Maestra", una historia de poder, corrupción, desencanto y lujo donde el arte es la excusa y el motivo para cometer todo tipo de delitos.

Un libro revolucionario que mezcla con dosis exactas la intriga, el erotismo, la violencia, el lujo y la historia del arte. La primera novela de una trilogía que va camino de convertirse en el nuevo Millennium y que ya ha enamorado a los editores de 32 países, con una protagonista brillante, astuta y ambiciosa que sabe cómo tomar el control de su vida.

Una historia tan potente que Amy Pascal ya ha adquirido los derechos para Columbia Pictures (productora de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres) con unguion escrito por la guionista de La chica del tren, Erin Cressida Wilson.

Judith Rashleigh es la joven ayudante de una famosa casa de subastas de Londres, la British Pictures. Amante del arte y conocedora de las joyas que pasan cada día por la Casa, se desespera ante la hipocresía y la doble moral de sus jefes, que no dudan en hacer trapicheos con los cuadros de los grandes maestros y las falsificaciones, aprovechando la soberbia de los nuevos ricos con mucho dinero para gastar y poco conocimiento del arte, incapaces de distinguir un Pollock de una pintura barroca.

Judith es hija de una mujer alcohólica y vivió una dura infancia, con hombres entrando y saliendo de casa que la miraban siempre de soslayo. No quiere volver a ese mundo pero el sueldo en la Casa no le da para vivir, de modo que de noche se convierte en otra mujer, más sofisticada y frívola, para hacer de acompañante en un sórdido bar de alterne del West End. Y lo hace sin dramas ni arrepentimientos porque tiene un objetivo.

Hasta el día que descubre un fraude millonario en la casa de subastas y es despedida antes de poder denunciarlo. A partir de ahí empieza una huida hacia delante que la lleva desde la Riviera francesa hasta Roma, el lago de Como, Ginebra y París a través de un mundo de lujo desmedido y obsceno que ni siquiera sabía que existía pero al que se acostumbra muy pronto.

Judith avanzará por ese universo voluble, cómodo, glamuroso y corrupto, impulsada por su pasión por el sexo en todas sus variantes, su nueva ambición y la rabia por la injusticia que han cometido con ella. Ya no es la joven inocente y presuntuosa que se dejó manipular en Londres, ahora ha aprendido y se convierte para sus amantes en Lauren, una mujer díscola, imprevisible, acomodaticia y entusiasta del sexo y las orgías.

Pero Judith tiene otros objetivos en la vida, no quiere ser siempre una acompañante de lujo y logra que uno de sus amantes le financie parte del dinero para montar una galería de arte con base en Ginebra:

«Yo no sabía tanto de arte contemporáneo en realidad, reflexioné, pero aun así no creía que eso hubiera de frenarme. Primero porque no había tanto que saber y, segundo, porque la gente que compra arte contemporáneo tampoco sabe nada».

Y sobre todo porque Judith tiene en mente a una de sus heroínas en el mundo del arte, Artemisia Gentileschi, «otra mujer joven que conocía el odio, que había dejado a su insignificante esposo y había venido a estas mismas calles [de Roma] a ganarse el sustento de su familia pintando».

Judith se ve reflejada en Gentileschi, violada por su preceptor privado, Agostino Tassi, y torturada después por el tribunal que juzgaba a Tassi para saber si estaba diciendo la verdad.

De ahí la violencia de algunos de sus cuadros, como Judith decapitando a Holofernes, que actualmente está en la Galleria degli Uffizi de Florencia y que ha sido interpretado como un deseo de venganza respecto a la violencia que ella misma había sufrido.

Un cuadro que siempre está presente en la mente de la protagonista de Maestra. Como Gentileschi, Judith también ha sufrido la violencia de los hombres, se siente traicionada y quiere venganza, pero sobre todo es ambiciosa, de modo que cuando tiene la oportunidad de devolver los golpes, no duda en hacerlo. Pega fuerte y con todas las consecuencias.

«Podía ponerme a llorar, pensé; podía pegar la cara a la pared de rasposo ladrillo y llorar por todo lo que no tenía, por tanta injusticia, por lo asquerosamente harta que estaba. Podía llorar como la pequeña golfa pringada que aún era en parte, lamentando tener que tragar tanta mierda. Pero si empezaba a llorar tal vez no pudiese parar. Y no me lo podía permitir».

Cuando se entera de que en Roma va a hacerse una transacción con el cuadro por el que la echaron de la casa de subastas de Londres, decide entrar en acción para conseguir su propósito en una vuelta de tuerca más de su evolución: aquella joven que no dudó en utilizar el sexo para vivir en un mundo de lujo ahora está dispuesta a matar para conseguir sus objetivos.

«Es tal como os lo imagináis: se vuelve cada vez más fácil. Quizás no necesitaba matarla.

Pero, por otro lado, no la había matado porque lo necesitara. Era la tercera vez, y no había sido en absoluto por accidente».

L. S. Hilton consigue crear en este thriller psicológico una trama redonda llena de sorpresas y perfectamente trabada y construye un personaje extraordinario, poliédrico, que evoluciona desde casi la candidez hacia la amoralidad total a lo largo de la novela, alguien que debería causar rechazo en el lector pero que en realidad provoca cierta complicidad. Porque Judith es una heroína tan extraordinariamente intuitiva como la protagonista de Perdida, Amy Dunne, y tan peligrosa como Lisbeth Salander.

Maestra es un thriller que también denuncia los trapicheos en el mundo del arte, de la corrupción y habla del vacío y la obviedad, del desconocimiento y la absurdidad de quienes rodean el sector, personajes muchas veces huecos cuya mayor preocupación es estar en el cóctel de presentación del último artista de moda.

Maestra se publicará el 17 de marzo en España y simultáneamente en varios países y entre sus editores internacionales están Putman en Estados Unidos, que compró los derechos por más de un millón de dólares, Bonnier en Reino Unido y Norstedts, en Suecia, los dos últimos son editores también de la serie Millennium.

L. S. Hilton creció en Inglaterra y ha vivido en Key West, Nueva York, París y Milán. Después de licenciarse en Oxford, estudió Historia del Arte en París y Florencia. Ha trabajado como periodista, crítica de arte y locutora, y vive en Londres actualmente. Está colaborando con Erin Cressida Wilson en el guion de la película, que se estrenará en 2017. Como Lisa Hilton, ha publicado otros siete títulos entre los que destaca la biografía Elizabeth I: Renaissance Prince.

Puedes comprar el libro en:

Logo FNAC 
120x60
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(5)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Comenta esta noticia (Login)
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de TodoLiteratura
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.