• Diario Digital | Domingo, 22 de Julio de 2018
  • Actualizado 00:12

ENTREVISTA A LA AUTORA DE “AÚN ESTÁ OSCURO”

Silvia Coma: “Leer me ha salvado la vida”

Silvia Coma acaba de publicar su primera novela “Aún está oscuro”, una narración sobre la vida en el siglo XIX y un grupo de adolescentes perdidos en una isla.

Silvia Coma: “Leer me ha salvado la vida”

Con tan sólo 27 años, Silvia Coma ha publicado un libro de entrevistas y ha participado en varias antologías de relatos y libros sobre cine. Ahora se ha pasado a la ficción con una novela escrita en primera persona sobre un grupo de chavales de entre 8 y 25 años que viven en una isla desierta y tienen que formar una pequeña sociedad para sobrevivir, lo cual los lleva a situaciones límite donde las relaciones de poder se hacen muy patentes.

"Son los años de la adolescencia los que forman a las personas. Una persona es lo que lee y también lo que sus padres le enseñan. El periodo de la adolescencia es cuando se reciben la mayoría de los estímulos que forman al ser humano. Son fundamentales para la formación de las personas”, señala la escritora barcelonesa durante la entrevista que mantuvimos en la cafetería de una conocida librería catalana del centro de Madrid.

Silvia lo sabe muy bien porque su padre ya se encargó de inocularla el gusanillo de la literatura, del cine y del… cómic. Hija de Javier Coma, tuvo el mejor maestro que se podía tener para conocer la historia del cómic y del cine. Hace poco más de un año, lo hizo en febrero, falleció este gran especialista de ambas materias y de otras como la novela negra y el jazz. Ahora, en donde esté, puede mirar a su hija con orgullo.

Coma-VLa autora de “Aún está oscuro” sabe muy bien lo que es la ausencia paterna. Su madre estuvo enferma de un cáncer durante unos años cuando era ella una niña, afortunadamente, se recuperó y sobrevivió. “Me dijeron que tendría que crecer y lo hice en ese periodo de mi vida”, recuerda. Esa ausencia que ha sufrido es la base de la novela. Los niños de la novela sufrieron todos esa ausencia paterna y materna. En el grupo había una falta de liderazgo que tuvieron que suplir con dosis de valentía. Además, la novela trata sobre el despertar a la sexualidad de ese grupo de jóvenes que algunos sabrán reprimir y otros no. Llegando en ocasiones a la violencia física. “La muerte es la gran protagonista de la novela”, subraya con convicción Silvia Coma que la muerte la ha marcado mucho, por lo que hemos contado anteriormente. Pese a lo dicho, la novela no es ni mucho menos autobiográfica.

La novela se desarrolla en 1846 en la población inglesa de Cornualles a unas 200 millas de la capital londinense y en 1820. Narrada por Alice, una doncella de una señorial casa británica, que cuenta en primera persona sus vicisitudes en dicha mansión y también lo que anteriormente le contaron los protagonistas de ese episodio de 1820. Ambas narradas de forma lineal. Lo que hace que la historia fluya. “Para mí, es muy importante que así sea para que se vea la evolución de los personajes”, recalca.

En esa microsociedad juvenil, con claras reminiscencias a la literatura de William Golding, había una fascinación por la sexualidad, la violencia y el odio. Era una sociedad sin leyes donde el maltrato estaba racionalizado. “La única forma para escaparse de ello era a través del pensamiento y de la lectura. Los niños se reunían todas las noches alrededor de una hoguera para leer en voz alta alguna historia”, cuenta Silvia Coma y agrega “a mí, leer me ha salvado la vida”. La ausencia materna la suplía con la ayuda de su padre y de las lecturas.

La mitad de la novela se desarrolla en la mansión de Lady Blackburn donde trabaja la doncella Alice. La diferencia de clase social es muy fuerte, pese a ello Alice se siente privilegiada por poder trabajar allí, ya que le da acceso a una cultura y educación que en su familia no podría conseguirla.

“La novela es una reivindicación a la igualdad de sexos”

“La novela es una reivindicación a la igualdad de sexos. Si hoy en día sigue siendo muy difícil, imagínate en el siglo XIX que era mucho más atroz”, expresa la escritora barcelonesa cargada de razón. En dicho siglo, la mujer vivía sometida a los designios de su marido o padre. De ahí, que las tres protagonistas busquen en la lectura esa sensación de liberación. “La novela es un homenaje al arte de contar historias”, ratifica.

La novela es un homenaje al arte de contar historias

Aún está oscuro” es una obra muy literaria y con muchas referencias a autores y libros. Novelas como “Rebeca” de Daphne du Maurier o escritoras como Jane Austen o escritores como Charles Dickens están muy presentes en las páginas del libro. También cita a los grandes escritores que la ha ido formando a lo largo de su vida. Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, John Steinbeck, John dos Passos y, sobre todo, William Faulkner. “Santuario es la obra maestra de la literatura universal, un prodigio de narración donde se sublima la esencia de la literatura”, concluye la joven escritora a la que se la abre un futuro más que prometedor.

Silvia

Puedes comprar el libro en: