www.todoliteratura.es

Bodegas

"La sangre de la tierra es una metáfora estupenda que definía estupendamente lo que era"

Oscar Soto Colás (Villamediana de Iregua, 1973) ganó el Premio Círculo de Lectores de Novela en 2017 con El Diablo en Florencia. Este escritor riojano ha querido plasmar en su última novela, la historia de las gentes que hicieron crecer la industria vitivinícola en La Rioja. Las páginas de este libro rinden un hornaje a su tierra. “La sangre de la tierra” está publicado por la editorial “La Esfera de los libros”, cuenta la historia de dos familias, dos bodegas, dos rivales, que buscan el mismo sueño; hacer el mejor vino.

El escritor riojano Óscar Soto Colás publica su nueva novela "La sangre de la tierra", un homenaje a su comunidad, La Rioja, que es, en realidad la gran protagonista de esta historia de dos familias, dos bodegas, dos rivales, que persiguen, a costa de lo que sea, un mismo sueño: elaborar el mejor vino. Es además el retrato de una época única que vio cómo una pequeña región se transformaba en uno de los mejores centros vinícolas del mundo.

“El lenguaje jurídico es un atentado contra el idioma”

Juan Pedro Cosano es un escritor y abogado jerezano que sorprendió al mundo literario cuando se hizo en 2014 con el Premio Abogados de Novela con “El abogado de pobres”. Lorenzo Silva, al abrir la plica y ver que el ganador no era un escritor desconocido, comentó a sus íntimos que “por el alarde de escritura y la calidad de la obra creía que era alguien muy conocido”. Se equivocaba, sería la primera obra que editaría de modo formal, ya que antes el autor se había auto publicado un par de novelas.

  • 1

“En mis novelas no me suelo ceñir a un único género”

Un jardín entre viñedos” es la quinta novela de la escritora valenciana, radicada en Zaragoza, Carmen Santos. Es su novela más ambiciosa y, también, la más redonda. Ahora que está tan de moda el enoturismo, la escritora ha decidido escribir una novela sobre el mundo del vino, sugerido por su marido, ya que hace poco tiempo compraron una casa en Cariñena, la cuna del vino del mismo nombre. “Nos gusta mucho esa tierra, esos parajes verdes”, confiesa.