www.todoliteratura.es
Edición testing    

LITERATURA > FIRMA INVITADA

Bomba atómica
Bomba atómica

«Los aliados ganamos la Segunda Guerra Mundial por que nuestros científicos alemanes eran mejores que los científicos alemanes» Sir Ian Jacob, secretario militar a Wiston Churchill
En 1954 como señala sobre la cuestión nuclear Abdul Majid Padar «La India planteó la cuestión de desarme completo y universal ante las naciones unidas. En 1965 propuso un acuerdo de no proliferación internacional según el cual, si fuese aceptado, por los estados nucleares prescindiría de sus arsenales nucleares y los países no nucleares se comprometerían a no desarrollar o adquirir armas nucleares. En 1978 propuso un estado encaminado a comprometerse a no usar armas nucleares. En 1982 propuso la congelación de la producción de armas nucleares.
Andrés Amorós
Andrés Amorós (Foto: Archivo)

Como todos sabemos, hay libros y libros.

María Moliner en su despacho
María Moliner en su despacho (Foto: Archivo)

Exactamente hace ahora 98 años, el 1 de diciembre de 1922, con veintidós años de edad, se incorporó María Moliner a su puesto en el Archivo de Simancas.

The end
The end
El pasado martes, en la librería Rafael Alberti, de Madrid, Cecilia Orueta nos presentó su último libro de fotografías, The End. Suma su tercera entrega a este género, tras Elogio de la distancia (2009) y Los paisajes españoles de Picasso (2018).
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel de Cervantes Saavedra
Cervantes dedicó a Barcelona varios elogios, entre los que destaca éste que pone en boca de don Quijote, cuándo le escucha a usted decir, que el “castellano ya no será “lengua vehicular” en Cataluña
Miguel Delibes
Miguel Delibes (Foto: Archivo)

El jueves, 12 de noviembre, tuve la oportunidad de asistir al homenaje que el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid dedicó a un escritor por el que siempre he sentido profunda admiración debido a su capacidad de practicar el arte de la narración en su expresión máxima: Miguel Delibes.

Julio Caro Baroja
Julio Caro Baroja (Foto: Archivo)

No es lo mismo nacer y crecer en un marco rebosante de posibilidades, que hacerlo en otro cuajado de limitaciones. Sin embargo, sea cual sea nuestro encuadre, en tanto que humanos golpeados o mimados por nuestra herencia y/o nuestro medio, más allá de sujetos pacientes, somos -ante todo, sujetos- y por ello agentes y “hacedores” de circunstancias e influencias. En buena medida nos hacemos los unos a los otros y también a nosotros mismos. Lo que esta claro es que Julio Caro Baroja (Madrid, 1914 - Vera de Bidasoa, Navarra 1995) multiplicó los dones que había recibido y es, probablemente, el intelectual del siglo XX que mejor ha encarnado la “parábola de los talentos”.

Jesús de Nazaret
Jesús de Nazaret
En ocasiones al llegarnos un ejemplar y que el cartero nos lo deje nos sumerge en un «miedo» provocado por el número de páginas existentes en el mismo. En otras ocasiones pensamos que hay tan solo un determinado número de editoriales que ya están en el sector y son a las que se les atribuyen este tipo de obras. Pero si la mesilla con el libro encima nos dice ¡venga...! eso hace que nos acerquemos al mismo y nos pongamos a leerlo.
Sancho Panza
Sancho Panza

En los años que dediqué a preparar mi Quijote de 2004, hube de releer mi texto media docena de veces (si no fueron más) para asegurarme de que seguía fielmente el de las ediciones príncipe (1605 y 1615). A cada revisión, la tarea se iba haciendo más mecánica, menos intensiva, permitiéndome consolidar mis propias reflexiones sobre la inmortal obra cervantina. Desde luego, el Quijote es (o quiso ser) un libro de entretenimiento, con momentos de excelente humor, pero también subyace en él la perpetua batalla entre el idealismo y el materialismo, soberbiamente reflejados en los personajes principales: uno ambiciona la fama y el otro ansía simplemente salir de penurias y, de ser posible, vivir a lo grande sin sudar gota. ¿Quién no?

Jorge Herralde
Jorge Herralde

Revisando el otro día una entrevista que me hizo el veterano periodista de cultura Antonio Arco para La Verdad de Murcia, descubro, con no poco estupor, que ya hablaba yo de un virus muy peligroso en 2018. Bien es verdad que no me refería exactamente al Covid-19. “El mundo va a ser destruido por la estupidez, no por el mal”, rezaba el titular de aquella conversación impresa a doble página. También me refería, de paso, a otras amenazas para la especie humana, incluyendo la degradación de los ecosistemas y los desequilibrios de la economía y de la demografía. La ventaja de ser un cenizo es que uno corre un riesgo mucho menor de equivocarse que cualquier optimista. Aunque lo de la pandemia, en concreto, no puedo decir que lo viera venir, por mucho que el cine y algún magnate informático nos habían advertido sobre esta posibilidad.

0,203125