www.todoliteratura.es

sosiego

21/07/2020@16:00:00

Covadonga García, Madrid, 1962 médico internista del hospital de Guadarrama, combina dos pasiones; la medicina y la pintura, ambas desde hace mucho tiempo. La doctora sufrió los efectos del coronavirus y conoce de primera mano sus consecuencias.

Reseña del poemario "Ecos del desasosiego", de Antonio Mata Huete. Prólogo: Félix Maraña. Editorial: Los Libros del Mississippi. Año: 2020

Escribe Antonio Mata Huete un libro feliz para estos días oscuros: ‘Ecos del Desasosiego’ (Los Libros del Mississippi, 2020). Un libro que ya desde el título es un homenaje a sus poetas, nuestros poetas queridos.

Fernando Pessoa dibujó su vida con los trazos de la silueta de los héroes anónimos, igual que aquellos argonautas que fueron en busca del vellocino de oro. Sin embargo, él no lo hizo embarcándose en un navío sino a través de un sueño escondido bajo un mapa de sensaciones al que dotó del silencio de la noche, del anonimato de un fantasma que huye de la sombra de sí mismo y de la necesidad de ser otro. Muchos han sido los que se han acercado al mítico arcón donde guardó más de veinticinco mil documentos que, tras su muerte, han sido rescatados del olvido.

Lo primero que sorprende de esta exposición es su ubicación, pues está situada en el sótano -1 del emblemático edificio del Círculo de Bellas Artes, lo que le infiera, ya desde su inicio, una identidad clandestina.

Luego de escribir en sus ‘Ficciones del interludio’ aquello de: “La vida es un pordiosero borracho/ que tiende la mano hacia su propia sombra” estamos, creo, suficientemente preparados para entrar en uno de los libros más emocionantes e inteligentes que haya dado el siglo XX, el "Libro del Desasosiego", de este autor cuya obra es de una riqueza marina: Fernando Pessoa.

“Pessoa es Literatura con mayúsculas, en toda su dimensión. Un autor total”


Fernando Pessoa ha sido el más grande escritor portugués del siglo XX. Sin embargo, su timidez y su misoginia le hicieron vivir retraído, retirado de todo, de toda alharaca literaria. Cuando Luis Morales en 2014, coincidiendo con el 30 aniversario de la primera traducción al español del "Libro del desasosiego", realizó una nueva traducción conmemorativa antológica fue cuando se fijó en los pasajes oscuros del gran poeta ibérico.

Llega a “La Luna” a través de su abuelo, Fernando Fernán Gómez y de Emma Cohen, a la casa que los cobijó y en el que dejaron, no solo documentos, cartas, fotos, grabaciones, discos, proyectos,… también la esencia de esta pareja emblemática en el mundo de la cultura, si es que podemos hablar de ese concepto denostado en este país que poco la valora.

«El amor tiene una necesidad de absoluto».
Juan Villoro

La palabra `epilogonía´, formada por la unión de los vocablos `epílogo´ y `cosmogonía´, es un neologismo que he creído apropiado utilizar para definir una obra que engloba el origen y la evolución del universo poético de un artista, a la vez que en sí misma, como contingencia, se ofrece un desenlace o resumen sobre una acción no concluida. Si, como veremos más adelante, el origen de este río lírico fue el amor, ese desenlace no concluido no es otra cosa que un mensaje de amor como corolario, amor por la vida, por los amigos, por la pareja, amor a Dios y a la familia, amor por el conocimiento, la alegría, la naturaleza y, cómo no, a la poesía. Porque el amor atraviesa la poesía y la persona de Vicente Barberá. El escritor y naturalista Plinio el Viejo nos dijo: «La verdadera gloria consiste en hacer lo que merece escribirse y en escribir lo que merece leerse». Decir y hacer son verbos que convergen en un poeta íntegro, una persona vital y, si encontramos dolor en esta travesía, es porque es amor.

Ignoro si ustedes compartirán esta sensación, pero apenas observo el panorama de la política europea, me parece estar asistiendo a una “discusión bizantina”; aquella estúpida disputa teológica sobre el sexo de los ángeles mientras los otomanos asediaban con sus bombardas Constantinopla, porque, en este instante, alrededor de Europa cunde un cerco de devastación y horror: la triturante prolongación de la guerra en Ucrania, la reciente e imprevisible sublevación en Irán, la sangrienta desmembración de Siria, del Líbano y de Libia, por no mencionar esa guerra silenciosa —al menos para España— e incesante desde hace demasiados años que atraviesa el Sahara desde El Chad hasta Burkina Faso.

Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2022

El aforismo, el breve decir trascendente, exige del autor conciencia y rigor, claridad y lenguaje no solo dotado de significado sino de un equilibrio significante dentro de este: pero, aquí, la prueba se habrá pasado con solvencia y escueta elegancia toda vez que estamos ante la obra de un autor, un filósofo (‘Filosofía, la diosa de la duda’) de alta raigambre acuñada en numerosos libros donde el concepto de espíritu y de tiempo, y, siempre, el valor crítico del pensamiento, han quedado plasmados con reiteración y provecho.

La filósofa y escritora Marifé Santiago Bolaños dirige una colección de ensayo creativo desde una poética de la belleza

El ensayo como expresión filosófica que une investigación e intuición, proceso creativo, razón poética, pensamiento y arte. Esa es la intención de la nueva colección del sello madrileño. Nombres como Marifé Santiago Bolaños, Laura Freixas, Mercedes de Vega, Luciana Prodan, Eduardo Blázquez, Soledad Córdoba y José Manuel Lucía Megías entregarán obras en este primer semestre.

"Sergio" es una de las últimas novelas de Manuel Mujica Láinez, que permanecía inédita en España. Por si esto no avalase ya su publicación, es quizá, como nos advierte Luis Antonio de Villena en el prólogo, la que inaugure su último periodo narrativo, mucho más «juguetón», pero no por ello exento de la agudeza que caracteriza, con la elegancia, toda su literatura.

Publicamos siete poemas de "Cada vez que muero", la poesía completa del aforista Mario Pérez Antolín.

Alianza, Madrid, 2021

Escoger, aquí, equivale a cosecha segura de producto sazonado y nutritivo. Es decir, a sabiendas de que todo período histórico –toda generación- ha tenido su tiempo de tribulación, dado que cambio significa, esencialmente, eso, no parece exagerado considerar que en los tiempos actuales no solo vibra –emocional, política, socialmente- el conjunto, sino aún las partes del conjunto. Y no está tan alejado de ello la razón de que la llamada realidad virtual y las nuevas técnicas han contribuido muy decididamente al desequilibrio.

Para evitarme decepciones no suelo asistir al teatro. No es un defecto de la escena, sino un gaje de la memoria, porque el teatro, en su inmediatez, requiere, como exigió siempre su pariente, el circo, acudir con la emoción y la ingenuidad recién planchadas, tal que si fuesen la corbata o los pantalones; de otro modo, no funciona. Mientras que yo, apenas se alza el telón y atisbo el primer titubeo, comienzo a morder aquel malvado latiguillo de Eugenio D’Ors sobre el tufo de sus calcetines.

El domingo 10 de octubre la villa de la Serranía de Guadalajara de Cogolludo celebró su primera Jornada Renacentista. El marco no podía ser mejor, ya que la plaza porticada de esta población está presidida por el palacio de los duques de Medinaceli, que construyeron en la villa el primer palacio renacentista de la península. Se empezó a construir sobre 1488-89 y se finalizó en 1492, en fechas anteriores o similares, al menos, que las del Palacio de Santa Cruz de Valladolid, considerado por la historiografía española como el primer edificio renacentista del país.

Mucho se ha escrito y se escribirá, seguramente, sobre poesía española actual y latinoamericana, claves y diferencias de cada una de ellas, como habrá, también, con toda certeza, opiniones y valoraciones distintas, según sea la formación y experiencia de cada uno de los autores o autoras de esas reflexiones acerca del hecho poético de uno y otro lado del Atlántico.

Habrán advertido que la imagen más insólita de la muy pasmosa —por veloz, claro— caída de Kabul bajo los talibán, es aquella donde estos se muestran ajenos al gran problema que está quebrantando la economía mundial: la covid-19.

Autor de la novela histórica “Rey Don Pedro”

Rey Don Pedro” es la quinta novela del escritor madrileño Julio Castedo, la primera estrictamente histórica. Además, ha publicado varios libros de no ficción, uno de ellos dedicado al cine, de lo que es un auténtico especialista. La figura de Pedro I de Castilla se convirtió desde su juventud en una auténtica obsesión, a medio camino entre la admiración y la comprensión. Algunas de las decisiones tomadas por el monarca castellano fueron bastante polémicas y tuvo que afrontar una auténtica guerra civil contra sus hermanastros y sus aliados que no le dejaron en paz durante todo su reinado.

Autor de “Los diez escalones”

Fernando J. Múñez parece tocado por la varita de un mago del Medievo. Todos sus libros se convierten en obras de una gran aceptación por los lectores y consiguen unos índices de ventas asombrosos. Ya le ocurrió con su querida cocinera de Castamar y ahora le está sucediendo con “Los diez escalones”, un thriller histórico fechado en el siglo XIII y que publica la editorial Planeta.

Altamarea Ediciones publica una oda felina

Con siete ilustraciones de Fría Aguilar, el escritor se mete en la piel de un prisionero para pensar su fuga: hazaña que, según él, solo sería posible lograr si fuera el gato que se asoma a su ventana

Altamarea Ediciones define que en su colección Tascabili publica “Panfletos, epistolarios, relatos, teatro, novela breve. Una colección de pequeño formato que reúne obras atrevidas que llegan desde la periferia del canon literario”. En esa proclama literaria han publicado libros de Jane Austen, Paul Lafargue, Alda Merini, María Montessori, Andrea Camilleri y el más reciente de Edgar Borges.

Publicamos una selección de poemas de la escritora mexicana Beatriz Saavedra.

Los predicados usuales en matemáticas, es decir, en geometría y en aritmética, dice Kant que son útiles al estudiar objetos físicos, que se “conocen”, mas no al hablar de ideas, que sólo se “piensan” y que carecen de objeto sensorial correspondiente. Aplicar dichos predicados en ideas, sugerimos, es causa de supersticiones, que provocan o contradicción moral, es decir, hipocresía, o indiferentismo cultual.

Hace unos veinte días supe por un noticiario que los indios de Chiapas se habían revuelto y habían asaltado algunos dispensarios médicos, una clínica y hasta un ayuntamiento con una cólera ciega y antigua. Al parecer, todo se debía a una funesta confusión: las autoridades estatales estaban fumigando los pueblos contra un previsible brote de dengue, y los indios chiapanecos, tan escarmentados y recelosos por siglos de vejaciones y desengaños, sospecharon de aquellas vaporizaciones por sus calles como la causa de los primeros e inexplicables muertos por la covid-19. Faltó solo un cizañero bulo por las redes sociales, para que la desinfección se interpretase ya sin vacilaciones como otra artimaña de los ladinos —los blancos— con la que propagar esa nueva y extraña epidemia para exterminarlos de una vez por todas. De inmediato, estalló la furia.

Pauperes enim semper habetis vobiscum, me autem no semper habetis Iesus (Ioannem 12: 8)
Sostiene María Zambrano en su libro "Filosofía y Poesía" que sólo en algunos elegidos tienen lugar, sin pugnas, pensamiento y estro (Zambrano, 13). Los filósofos, con la razón, buscan la verdad, y los poetas, con la palabra, buscan la belleza. Los que son filósofos tienen que renunciar, como quería Platón, a las apariencias, mientras que los poetas tienen que resignarse y aceptar que lo bello, lo aparente, es efímero, mortal. Sor Juana Inés de la Cruz, no sabemos, tal vez fue un filósofo con talento poético o un poeta con ansias filosóficas. Dirán algunos, por ver la calidad de sus versos, que era poeta; dirán otros, por leer los razonamientos de sus prosas y poemas, que era filósofo. Sólo Jesucristo fue cristiano, decía Nietzsche; sólo Sor Juana fue sorjuanista, decimos nosotros.

Mientras escribo estas líneas presiento que cuantos hemos librado hasta ahora de la infección nos hallamos suspensos sobre una inquietante espera. La percibo en las conversaciones telefónicas con mis amistades; en todas se mencionan planes de futuro, pero azuzados por un oscuro desasosiego: el ansia por palpar cómo será la cotidianidad el día que se decrete eso que las autoridades llaman con el orwelliano título de “nueva normalidad”; que basta con pronunciarlo para que resulte del todo atemorizador.
  • 1

Con el lema de «Esta Navidad ningún niño sin imaginación» la Sociedad Cervantina ha llevado a cabo una campaña navideña de recogida de libros usados infantiles y juveniles para entregarlos a la Asociación El Sosiego de Alcázar quien los distribuirá entre los niños de las familias más desfavorecidas de la ciudad

Llegar al alma de Pessoa es complicado, porque su universo es un conjunto de sombras y fantasmas que no dejan huellas en el camino. Hay que adivinarle más allá de la línea de lo obvio, entre las luces y las sombras de las paradojas, en la reinterpretación de los ismos que inventó y con los que situó a Portugal en el mapa europeo de la cultura.

"Los problemas de las personas existen ya antes de que se pronuncien las palabras" podemos leer en el Wen Tzu (1) Si nos remontamos al inicio mismo de la palabra, hemos de considerar que ésta nace para asociarse al rito, a la danza, y explicar lo que a través de ésta el hombre no pueda o no sepa hacer respecto de su voluntad, de la manifestación de lo que pretende exponer como problema o como deseo. De lo que hemos de derivar que la palabra, esencialmente, nace como un bien, un bien necesario que exige los atributos de la claridad, de la sinceridad, de la sencillez incluso.

Ayer se celebró su aniversario

Navegar es preciso, pues no se nos debería de olvidar que todo es un sueño, como aquel en el que se sumerge el que sólo crea. «Vivir no es necesario, lo que es necesario es crear». Pessoa, al menos, no se mintió a sí mismo cuando renunció en gran medida a esa otra vida: la real que, para él, no tenía sentido. Sólo trabajaba dos días a la semana como traductor, o como él mismo acotó en una nota autobiográfica: «corresponsal extranjero de casas comerciales», dedicando el resto de los días a escribir, lo que hacía sumido en un caos…

"Lo que me anima a seguir editando es ver la sonrisa de ciertos autores", señaló el director editorial Max Lacruz


Editorial Funambulista ha celebrado esta mañana sus primeros 10 años de vida con un encuentro al que han asistido algunos de sus autores (José Ovejero, Jesús Pardo, Tomás García Yebra...) y en el que el director del sello, Max Lacruz, ha presentado una edición muy especial del "Libro del desasosiego", de Fernando Pessoa.

La joven escritora abulense Azucena del Valle del Tiétar le ha cogido gustillo a la Puri y la Vani y repite en nuestras páginas con el relato "¿Qué es ser una mujer?" Donde sus protagonistas nos dan una lección de feminismo moderno.

Bajo el hashtag #LibreríasDeGuardia arranca una iniciativa que pone en valor el papel de los libros en la vida de las personas

Desde la División Editorial de Grupo Planeta se ha puesto en marcha una campaña de cara al próximo 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental, de la mano de muchas librerías de todo el territorio nacional. Las librerías albergarán a lo largo de la semana una serie de conversaciones con nuestros autores en torno al tema de la salud mental. Una sociedad que lee es una sociedad mejor: más abierta, más crítica y, en definitiva, más sabia. Y ahora sabemos que también es una sociedad más sana.

El amor. La pasión. Esa extraña necesidad de vivir a la intemperie. Frágil y débil como una fina rama que se rompe ante el peso de la nieve que se deposita sobre ella. Copo a copo. Sin apenas darse cuenta de su próximo destino, pero plomiza y vengativa como una vida ausente de auténticas sensaciones.

Como sabrán, el domingo pasado, los franceses le renovaron la presidencia a Emmanuel Macron, natural de Amiens, capital del Somme —tradicionalmente llamado La Picardía—; departamento donde ha vencido Madame Le Pen, con el 51 % de los votos emitidos; aunque, en muy versallesca correspondencia, dicha señora haya perdido —obteniendo solo el 20 % de los sufragios ejercidos— en su departamento natal, el Alto Sena.

El marco de las obras literarias muchas veces tiene tanta importancia como la trama, o aun más. Esto es especialmente relevante cuando el contexto está situado en ambientes llamativos, vistosos o prometedores: el casino, los hipódromos, y el mundo de las apuestas en general son, sin dudas, escenarios que a ningún lector le pueden pasar inadvertido.

El escritor de Aracena (Huelva) José Manuel García Durán ha publicado la novela “Entre sarmientos” en Jardín de Judith Ediciones.

Autor de “Nadie logrará conocerse”

Vuelvo a encontrarme con Xavier Güell, después de unos meses, para volverle a entrevistar en una fría y lluviosa mañana otoñal madrileña. No pude ir a la presentación de su libro porque estaba asistiendo al Congreso de Escritores de Novelas de Espionaje, una lástima porque me perdí una magnífica aria de una soprano de la Escuela Superior de Canto de Madrid, además de su intervención. Lo lamenté sinceramente porque siempre que me encuentro con Güell se me expande el alma y me hace dudar de todas mis preconcebidas creencias literarias.

No ya la ofuscación del disgusto, sino el puro asco me embargó al contemplar, durante este puente de la Constitución, en no recuerdo qué noticiario televisivo a unos populosos grupos de compatriotas, con sus macutos al hombro y bajo unas prácticas ropas de excursionista, que con esa fementida candidez —que es el más vil de cuantos tonos es capaz de emplear el hombre—, afirmaban ante las cámaras que habían desembarcado en La Palma para contemplar la erupción del volcán, porque era un grandioso espectáculo; “una oportunidad única”, aseveró una de ellos; por supuesto, sin variar un ápice ese pringoso timbre de falsa inocencia.

Opiniones de un lector

Editorial Pretextos

Portada color azul cielomar con letras en azul oscuro y blancas. 77 páginas y 56 poemas, uno introductorio y los demás divididos en tres partes: la primera titulada “Híbrido mundo “con 20 poemas, la segunda titulada “El pájaro en la nieve” con 15 poemas y la tercera titulada “Punto de fuga” con otros 20. Primera edición Septiembre de 2021. Cuando lo lees parece que te está mirando El ojo de Dios (la Nebulosa Hélix) –como apunta el autor. Es como si estuvieras experimentando un despertar espiritual y nadaras en una galaxia de versos y sensaciones que se hacen rezo y oración, libro y laberinto. Un poemario cuántico, lleno de “resonancias”, sinestesias, sincronías, serendipias, sinergias, reminiscencias e intertextualidades que nos llevan a otros campos, a otras ideas, a otros libros-mundos paralelos, pero también es críptico, telúrico, surrealista en apariencia, metafísico, místico, metalingüístico…Aquí el lenguaje se hace materia mental transcendente e inductora.

“La ficción busca la veracidad, no la verdad”

Hubo un tiempo en el que México fue una tierra de promisión adonde se iba a hacer fortuna. Ahora se ha convertido en una tierra de paso por donde circulan millares de emigrantes en su camino hacia Estados Unidos. Ese paso, en muchísimos casos, se convierte en su tumba. Ahora esa tierra está plagada de fosas comunes y el escritor y politólogo Emiliano Monge las denomina con buen criterio “Las tierras arrasadas” y justamente así ha titulado su nueva novela, que ahora se edita en España.

Si en la anterior entrega me refería a libros de narrativa que su lectura podía resultar interesante y aportaban elementos merecedores de considerarlos con la calidad suficiente para su recomendación, ahora nos adentraremos en el mundo de la poesía, con textos que, al igual que las novelas y relatos comentados antes, son dignos de estar en este espacio. Se puede constatar, sin ningún género de duda que, en esta España nuestra, la edición de poesía es muy fecunda, tal es que esta circunstancia, a veces, procura insatisfacción, por un lado porque en buena parte los textos son mediocres, cuando no rematadamente malos; de otro, porque no todo es publicable y las editoriales deberían cribar más en pro de una calidad aceptable, que no mirando los réditos exclusivamente económicos.

La novela El Innombrable es el testimonio de un reinicio personal y familiar que confluye con el reset que vive hoy, con la pandemia del Covid 19, la humanidad. Para mí, esta historia empezó un mes antes, el 7 de febrero de 2020, cuando me exilié junto a mi esposa y mis hijas.

Ed. Pregunta, Zaragoza, 2020

Su título añejo, qué curioso, no ha de ser motivo de recelo o rechazo sino, antes bien, de curiosidad en el mejor sentido, puesto que en estas páginas se encierra, creo, un testimonio personal, sincero, acorde a lo vivido, con la particularidad de un lenguaje rico y un bis de humor que supone un presente bienvenido dentro del panorama letrado que nos invade.

En Ávila en la Guerra Civil se relatan, por el historiador José Belmonte Díaz autor de diversas obras sobre Ávila, los hechos, acontecimientos y sucesos vividos en la ciudad durante la Guerra Civil (1936-1939).

Fundación José Manuel Lara, 2015

Que Fernando Delgado (Santa Cruz de Tenerife, 1947) es un autor consagrado no cabe duda, con su obra narrativa ha cosechado algunos de los grandes premios que se conceden en nuestro país, como el Premio Planeta 1995 por La mirada del otro, o el Premio Azorín en 2015 por Sus ojos en mí, también destacan sus trabajos en el campo del periodismo, como los libros Cambio de tiempo (1994) y Parece mentira (2005), por el que mereció el importante premio Villa de Madrid “Mesonero Romanos” en 2006. Obras que dicen mucho de un autor serio y comprometido con la causa literaria.

Autor de “Ariadna y el manual para convocar casualidades”

Libros como “Ariadna y el manual para convocar casualidades” no suelo leerlos. En cierta ocasión leí un libro de autoayuda y no me ayudó en nada, pero la nueva novela de Fran Russo, de título tan sugerente, me llamó la atención cuando desde su editorial me propusieron hacer al autor una entrevista. Tiene toda la razón el autor granadino, poseedor de una historia realmente singular, cuando dice “un libro lo que te hace es que te puedas ayudar a ti mismo”. Un libro de por sí no te ayuda en nada, es el lector él que se puede y debe ayudar.

Coimbra fue capital del Reino de Portugal entre los años 1139 y 1255. El primer rey de Portugal, Afonso I, nació muy cerca de Coimbra, en el castillo de Guimarães, y murió en la capital del reino. Tanto él como su hijo Sancho I se encuentran enterrados, frente por frente, en el ábside del Monasterio de la Santa Cruz, en pleno centro de la ciudad y a unos centenares de metros del rio Mondego que divide en dos la ciudad.

Salvador Compán lleva toda la vida escribiendo, enseñando, filosofando, mirando pasar el mundo ante sí, pero, eso sí, tomando partido, pronunciándose a través del prisma ubicado en sus entretelas. Sus novelas les han reportado la satisfacción de encontrarse en ellas y de encontrar a los demás. Su camino es largo, arduo y reconocido en la narrativa española. Ahora, Compán, ha publicado con la Fundación Huerta de San Antonio su primer poemario: Corazón sin sueño.

Javier Sierra acude a su cita anual con la actualidad literaria con un libro diferente. Con El maestro del Prado y las pinturas proféticas vuelve a la no ficción, aunque se queda a medio camino entre la ficción y la realidad. Su "imaginación encendida" hace que su novela sea una hoguera donde se dan cita el misterio y la cultura más esotérica.