www.todoliteratura.es

Melilla

Siete mujeres nacidas en Melilla. Siete mujeres diferentes, siete caracteres en un mismo espacio, siete luchas a favor y en contra de las siete virtudes teologales y los siete pecados capitales, siete éxitos y siete fracasos, siete muertes y siete renacimientos, siete mentiras, siete encuentros, siete razonamientos, siete derrotas, siete posibilidades y siete espejos distintos, siete lunas rotas y siete anocheceres, siete corazones, siete cerebros, siete materiales biológicos, siete definiciones; en definitiva, siete sueños.

En el libro "El desastre de Annual" Gerardo Muñoz Lorente cuenta cronológica y detalladamente los hechos acaecidos durante la conocida tragedia, pero también lo sucedido durante la campaña militar del resto del año 1921 y las dramáticas experiencias vividas por algunos de los españoles capturados. Y lo hace resaltando el factor humano, es decir, a los protagonistas; no solo a los militares de mayor graduación, sino también a muchos jóvenes que formaban parte de la tropa y que son los grandes olvidados de las crónicas oficiales.

El escritor aragonés Ignacio Martínez de Pisón obtiene el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Narrativa con la novela "La buena reputación" publicada en la editorial Seix Barral, anunció el Ministerio de Cultura.

  • 1

Con los mecanismos de una novela negra y una acción trepidante, "Cuando el pasado te alcalza" persigue los misterios de una ciudad perdida en el norte de África, en dos épocas; la actual y la de los años cincuenta con personajes reales en una trama ficticia, gracias a la cual se desvelan algunas claves de la grandeza de Melilla y su importancia en la historia.

“La literatura ayuda a cambiar a las personas”

A Ignacio Martínez de Pisón le gusta pensar que tiene una época que contar. Esa época es el tardofranquismo y la llegada de la democracia a nuestro país. Muchas de sus once novelas tratan ese periodo y “La buena reputación” no iba a ser menos. En ella se sumerge en la historia de una familia que hunde sus raíces en los judíos que huyeron de la península en tiempos de los Reyes Católicos y se establecieron en la ciudad de Melilla.